Las palabras de María Elena Avendano, mamá de Facundo Campazzo, sobre el momento histórico que vive la selección argentina de básquet.


El mundo del deporte habla de la selección argentina de básquet. El martes 10 de septiembre quedará en el recuerdo como el día que los dirigidos por Sergio Hernández bajaron a Serbia y se metieron en las semifinales del Mundial de China 2019.

Pero unos pocos conocen del sacrificio de un puñado de jugadores que se metió en la historia grande del básquet mundial. María Elena Avendano es la mamá de Facundo Campazzo, uno de los grandes artífices del triunfo albiceleste.

“El equipo es grande, son todos los chicos que se están sacrificando muchísimo y no es solamente Facu, son todos los chicos”, indicó en declaraciones a Radio Mitre Córdoba.

También se refirió a las cosas que tuvo que dejar de lado su hijo para convertirse en el jugador que es hoy. “A los 16 me pidió que se quería ir a otro lado a jugar. Lo hablamos mucho y yo le dije que le daba la libertad para volar y que si le iba mal podía volver, que las puertas estaban abiertas”, expresó.

Y agregó: “Siempre lo apoye; siempre estuvimos presentes, a la distancia. Es esencial el apoyo de la familia para que siga adelante”.

Facu comenzó a jugar a los cuatro años en el Club Municipalidad y creció tanto que todos hablan de su rendimiento. Incluso Chapu Nocioni, quien hace unos días se refirió a la NBA diciendo que si Campazzo no está en esa Liga entonces no es tan perfecta.

María Elena también habló sobre ello: “No nos quita el sueño, ante sí. Está en un club grande, muy cómodo. Está feliz. Quizá algún día llegue a la NBA, ojalá, pero no le quita el sueño a nadie”.





Comentarios