Tal y como lo había anunciado, desde este lunes a las 16, la aplicación Uber comenzó a trabajar en Córdoba pese a toda la polémica que se había generado en la jornada ni bien se supo la noticia.

Ni las protestas de taxistas y remiseros que sitiaron la ciudad con sus vehículos ni las advertencias del intendente Ramón Mestre sobre la ilegalidad en la cual ocurrirían tuvieron efecto en la intención, finalmente concretada, por parte de la empresa de empezar a trabajar en esta jornada con sus asociados.

Vía Córdoba pudo dialogar con uno de los asociados al servicio que prestó su vehículo y pudo empezar a trabajar este lunes, a partir de la hora señalada.}

"Desde las 16 me llueven los viajes, no he parado ni un solo minuto, seguramente favorecidos por el paro que llevan adelante remiseros y taxistas, pero recién me detengo hace un ratito para cargar combustible y tomar algo", dijo el hombre que prefirió no dar su identidad por razones obvias.

"La gente se ha manifestado muy conforme y a mí me ha ido muy bien en estas primeras horas, voy a seguir prestando el servicio porque me hace falta y lo hice para probar, pero me doy cuenta que está bueno", dijo en diálogo con este medio.

Por razones de seguridad y antes de que se levantara la protesta de los remiseros, esta persona iba a tomar un impasse cuando se hiciera de noche. "No se sabe qué puede pasar", dijo pero aclaró que si la situación se calmaba, seguiría trabajando.