Los futbolistas siguen con récords de permanencia en las canchas. Así como el Cholo Pablo Guiñazú se destacó en Talleres hasta su retiro a los 40 años, Iván Furios es otro motor 4.0.

El Pelado, recordado en Instituto por ser un recio zaguero central, volverá a vestir la casaca de Olimpo después de cuatro años, y en busca del ascenso desde el Federal A ya que el equipo bahiense perdió dos categorías en forma consecutiva.

Furíos había vuelto a su Paraná natal para jugar en Patronato, y estaba en actividad en el Atlético de esa ciudad.