La presidenta de la Comuna de Nueva Escocia en diálogo radial reconoció que el fenómeno climático “nos sorprendió y nos preocupó”. Recordando que “ya veníamos desde algunos días con problemas, en la primera lluvia”.

“Habían caído unos postes de luz en el acceso y eso hizo que las bombas de agua se paren, dado que son eléctricas y se generaron muchos inconvenientes”, comentó. En ese marco, reconoció que “ENERSA respondió para restablecer el servicio y este martes volvieron a cambiar los postes”.

Además mencionó que lo más intenso de la tormenta se vivió “a las 16:30 o 17 horas”. Álvarez recordó que primero “fue una lluvia muy fuerte, no se veía nada”; después “calmó pero se levantó un viento terrible y voló todo”. El temporal arrancó incluso techos de varias casas, afectando la sede de la Policía y hasta un aula, el comedor y la cocina de la Escuela N°28 Tomás Alba Edison.