Un hecho que generó repudio e indignación ocurrió este lunes en Concordia cuando cinco policías en dos patrulleros y una camioneta de la municipalidad, detuvieron a un hombre que se gana la vida vendiendo algodón de azúcar en la vía pública.

Las personas que estaban en el lugar gritaban de manera unánime: “vayan a detener a los chorros, el hombre es un trabajador que se gana la vida para darle de comer a sus hijos”.

"La verdad es que nos causó indignación porque el hombre, que siempre anda vendiendo en la vía pública, no estaba haciendo nada malo pero vinieron dos patrulleros con media docena de policías y se lo llevaron con mercadería y todo", expresó a EL SOL-Tele5 una de las personas presentes.

Otro vecino agregó que "esto es libertad de poder vender para ganarse la vida señores. El coponievero en ningún momento le faltó el ni a los policías ni a los municipales".

Finalmente, se quejaron de que "en ciertos lugares, por ejemplo en las villas, nadie entra a decir que se pongas barbijo, nadie va a decirles que no puede reunirse. Y uno al aire libre, con distancia social y barbijo no puede estar. La gente ya no aguanta más".