El líder del Sindicato Camionero Chubut realizó declaraciones radiales en la jornada de hoy en la emisora del gremio en el marco de la causa que investiga la desaparición de 30 dosis del Hospital Regional y que generó 15 allanamientos en domicilios de trabajadores del nosocomio además de otro en el gremio de Camioneros por los vínculos que surgieron de los primeros 15 operativos.

Ls vacunas desaparecieron del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia (Chubut).Web

Jorge Taboada. el secretario general de los trabajadores del volante- aseguró que que desde la entidad no se cometió ningún ilícito y que “nosotros no nos robamos las vacunas. Entendemos, comprendemos y sabemos cómo son las reglas de juego. Me hincha las pelotas el periodismo mal intencionado. Muchos de ellos mercenarios, no tienen autoridad moral”, disparó ante las críticas que recibió como consecuencia del escándalo en donde se ve afectada la entidad gremial y su persona en particular.

La obra social de Camioneros fue allanada.

A su entender se trata de una “utilización política, mala intención. Es un tema sensible, claro que da bronca, para la sociedad; los que la pasaron mal, perdieron un familiar” pero “no quieran echarles la culpa a camioneros lo que no corresponde”, agregando que se pusieron a disposición de la Justicia de inmediato.

En el marco de las explicaciones que brindó, indicó que “esto arranca desde el minuto cero que empieza la pandemia, el tema de la vacuna, nosotros siempre tuvimos preocupación por nuestros empleados dentro de la obra social. Hacíamos consultas para ver si podamos estar en un listado para vacunar a nuestro personal. Siempre fue nuestro objetivo, veníamos haciendo las consultas en diferentes organismos. Hasta que aparece Analía Muñoz, trabaja en el Hospital Regional y se presenta como directiva del Hospital. Nos vacunó contra la gripe el año pasado”, manifestó quien fuera además diputado nacional por Chubut.

Por otro lado Nazarena Brown, directora de la Obra Social de Camioneros, indicó que ya habían tomado contacto con la misma enfermera hace tiempo, cuando los vacunó con la gripe, el año pasado. “Se pone en contacto con nosotros para si podíamos donar un televisor a un área del Hospital, trajo una nota formal con los sellos del área programática. Ahí es donde ella nos dice que iba a haber disponibilidad de vacunas y nos iba a tener en cuenta”.

Ministro de salud de Chubut.(Foto: MilPatagonias)

“Para nosotros es una enfermera del vacunatorio del Hospital Regional, nos dice que había disponibilidad de vacunas, no hay forma de sospechar”, indicó Taboada. “Tampoco son treinta, eran 20 vacunas. No había ningún antecedente o sospecha que pudiera haber un tipo de irregularidad. Nos dice que traslademos a nuestro personal al hospital y se ofrece para ir a la obra social. No hay ninguna posibilidad de que nosotros sospechemos de algo irregular. Lo que pagamos es el servicio de inmunización. No había ninguna razón para sospechar” porque “la gestión se hizo para el personal de la obra social, 15 trabajadores de la obra social y 5 dirigentes afectado a ella”.

Esta persona no era empleada nuestra. Por eso explicamos cómo surge el nexo con la obra social nuestra, como se presentó era una funcionara del área programática. No había posibilidad de sospecha”. Asimismo puso en duda el accionar del Ministerio de Salud, al señalar que “a mí lo que me llama la atención, por las declaraciones del Ministro de Salud, que no se hace responsable, él es el principal actor en la responsabilidad, criterios y custodia de las vacunas”.

Me parece sospechoso como Analía Muñoz se maneje con esa impunidad, soltura, libertad, para sacar la vacuna y vaya a la obra social a vacunar. El ministro en ningún momento se hace cargo de la custodia. Es todo muy extraño y mínimamente acá hay responsables y justamente no somos nosotros. A mi parece que se quiere cargar sobre la obra social, dirigentes y trabajadores una responsabilidad que no nos compete”.