Sin dudas el aspecto de este perro es de temer, pero afortunadamente su compartamiento fue totalmente manso en la tarde ayer, cuando se paseaba por plena calle San Martín, aunque su sola presencia generaba temor en la gente.

El Rottwailer se paseaba por el centro.

Por este motivo la policía fue alertada a través de un llamado y se acercaron hasta Mitre y San Martín donde se encontraba el can, con el fin de ubicar a su propietario, algo que no se logró, por lo que se decidió trasladarlo hacia la Seccional Primera donde aguarda para que lo retiren.

Con un salchicha lograron introducirlo al patrullero.

Si bien el animal no fue agresivo en ningún momento, hubo que atraerlo para subirlo al patrullero, y una salchicha sirvió de señuelo para ello. El animal no posee ninguna identificación, ni siquiera tiene un collar. En la comisaría comparte espacio con "Centinela", un pastor alemán que fue rescatado por la policía de la calle cuando estaba malherido. Ahora solo resta esperar que aaprezca el dueño.

Fue alojado en la Seccional primera.