Los puentes sobre río Bolsón y Cura Quebrada, construidos a través del Fondo Fiduciario Salar del Hombre que implicó una inversión de más de $600 millones, se encuentran habilitados para el tránsito, lo que permite mejorar la conectividad social, turística y productiva entre los departamentos Belén y Antofagasta de la Sierra.

El Fondo Fiduciario Salar del Hombre Muerto se creó en octubre de 2015 a partir de un acuerdo transaccional entre el Gobierno de la Provincia y la empresa Minera del Altiplano SA (hoy Livent SA), operadora del proyecto de litio Fénix, ubicado en Antofagasta de la Sierra.

Los puentes, que están emplazados sobre la Ruta Provincial Nº 43 en la localidad de Villa Vil, fueron un pedido de los vecinos con el objetivo de optimizar la conectividad vial entre la zona del norte de Belén y el departamento Antofagasta de la Sierra.

El Gobernador destacó la importancia de la obra que se realizó en forma articulada con la empresa Livent SA, que posibilita el desarrollo de una minería responsable y el crecimiento de las poblaciones del lugar. “Estamos en el camino correcto donde todos los actores tienen un rol principal en definir qué es lo mejor para cada comunidad a través del recurso minero”, subrayó.