Los incendios forestales llegaron a la localidad de Los Cocos, y la situación es desesperante. El fuego se acerca a la aerosilla y bomberos voluntarios, junto a la colaboración de empleados del parque y vecinos, buscan contener el fuego para que no avance hacia las casas.

El panorama es devastador, las altas temperaturas y los fuertes vientos fueron rotando y cambiando el sentido del fuego, poniendo en riesgo la vida de las personas que se encuentran trabajando en el lugar. Desde el mediodía, en las telesillas se trasladan bidones con agua y todos los recursos parecen insuficientes para frenar las llamas.

En este contexto, el gobernador Juan Schiaretti tomó contacto con autoridades de zonas afectadas y ratificó que, todo daño ambiental, social, productivo y material, será remediado a través del Fondo Permanente para Atención de Desastre. También reiteró que la prioridad es cuidar la vida de las personas y pidió que la población siga las indicaciones de las autoridades que se encuentran en el lugar.