Una mujer de mediana edad es la protagonista de un reciente video que rápidamente tomó relevancia en las redes sociales. Se trata de Victoria, una de los cuatro integrantes de una familia de Tanti recientemente diagnosticada con coronavirus.

Es un matrimonio y dos hijos menores de edad, y que solamente la menor de 9 años fue la que arrojó resultado "negativo" para Covid-19. Y desde entonces, la mujer asegura que han vivido "una pesadilla y un escrache social" sin precedentes, por lo que se animó y optó por emitir un mensaje que de inmediato se hizo viral.

En el video, la mujer asegura que cumplieron con la cuarentena exigida al llegar a la localidad, que vienen de vivir la pérdida tanto de su padre como de su suegro y que ahora se encuentran inmersos en este proceso para ellos impensado y que aún no saben cómo se pudieron haber contagiado, ya que sostiene que cumplieron con todos los protocolos, e incluso, sin participar de reuniones sociales.

"Este es un mensaje para la comunidad de Tanti, somos la familia que tiene Covid, fuimos diagnosticados el día de ayer (martes 28 de julio) y partir de ahí empezamos una pesadilla tanto personal como social. Nosotros queremos llevar tranquilidad que hicimos todas las cosas bien. Desde el día que ingresamos dimos aviso y cumplimos a raja tabla la cuarentena", comienza diciendo la mujer en un video grabado este miércoles por la tarde.

A Victoria se la ve visiblemente conmovida porque además perdió a su suegro hace unas semanas y a su padre hace unos tres días, por lo que apela a la comprensión social de parte de su propia comunidad, intentando llevar calma y a la vez, mediante un pedido que se replicó en diferentes momentos de la filmación.

"Lamentablemente estamos también transitando un escrache social, circulando fotos nuestras por WhatssApp con gente preguntando, que quieren saber. Por eso quiero que sepan que somos nosotros y que nos dejen tranquilos porque estamos atravesando mucho", continúa diciendo.

"Cargamos con la culpa de haber contagiado a nuestro hijo, cargamos con la pérdida de nuestros padres, y no queremos pasar por este hostigamiento social", añade, insistiendo que desde el día que ingresaron a la localidad, tomaron "todas las medidas de precaución" y que en ningún momento tuvieron contacto "con nadie del pueblo".

"Les pido empatía, que a cualquiera nos puede pasar, que no es algo que buscamos ni es algo que hayamos hecho mal porque siempre nos cuidamos. Y también como hay gente mala que nos escracha y difunde nuestras fotos, esperamos que no difundan las fotos de nuestros hijos", sigue Victoria, quien además se tomó un momento para también agradecer a la "gente buena" que les acerca notas de aliento, juegos de mesa y hasta golosinas para los chicos.

"Lo agradecemos de todo corazón porque fue un abrazo después de tanto dolor en todos los sentido. Por favor les pedimos acompañamiento y no hostigamiento. Y ni siquiera acompañamiento, solamente que nos dejen tranquilos", completa la mujer visiblemente conmovida y también agradecida con el Intendente, el Dispensario local y con la directora del Hospital Domingo Funes.

Foto de portada: captura video / Facebook Rubén Alvaraz.