Dijo el concejal por Carlos Paz Unido, Sebastián Guruceta, en diálogo con VíaCarlosPaz. La respuesta desde la prestataria.


El bloque oficialista Carlos Paz Unido, presentó una resolución solicitando a la Cooperativa Integral de Agua (Coopi), que básicamente se abstenga de de realizar cualquier acción relativa al cambio de instrumentos de medición, sin autorización previa por parte del Municipio.

El Proyecto de Resolución fue elaborado tras una serie de denuncias realizadas por “innumerables vecinos”, referidas a una carta firmada por el Presidente de la Cooperativa Integral Regional de Provisión de Servicios Públicos, Vivienda y Consumo Limitada (Coopi), mediante la cual, le informan al usuario sobre “la obligación de cambiar su medidor por haber llegado al fin de su vida útil”, versa el inicio del proyecto.

En este sentido, y en diálogo con VíaCarlosPaz, el concejal y presidente del Bloque de Carlos Paz Unido en el Concejo de Representantes Municipal, Sebastián Guruceta, expresó: “Nosotros nos manifestamos a través de esta resolución y esperamos que estos sectores de oposición que siempre le han dado cobertura a la Cooperativa, la defienden abiertamente, nos acompañen en este proyecto para tener una postura unívoca de parte del Concejo de Representantes para que se abstenga de realizar esta irregularidad, esta ilegalidad“, precisó el concejal.

Sebastián Guruceta, concejal y presidente del Bloque de Carlos Paz Unido en el Concejo de Representantes Municipal. (Foto: gentileza Centediario).

Haciendo un puntual hincapié en que “para hacer cualquier tipo de proceso para recambiar un medidor, o hacer algún tipo de actividad, tiene que notificar al Ejecutivo Municipalidad, y esto no la han hecho. Por lo tanto, vulneran todo tipo de garantía que tenga el particular, porque es el que se siente afectado directamente, porque es el que paga el medidor, le ponen el precio que quiere, y nosotros lo que hacemos a través de este procedimiento interno, es proteger los intereses del ciudadano“, enfatizó Guruceta.

El concejal nos asegura que estos nuevos medidores que intentan incorporar, “fueron comprados en el 2015, muchísimos medidores de este tipo y nunca lo han podido meter para cobrarlo porque ya en el 2016 se le impidió hacerlo. Lo tienen como patrimonio de su balance y cada vez que pueden, tratan de introducirlo, meterlos para que si el vecino no se da cuenta, y si la persona no se opuso, entonces de esta forma le echan la culpa al vecino“, se explayó el funcionario.

Según los datos recabados, el costo de este nuevo medidor tiene un costo de unos 15 mil pesos que difiere conforme a la modalidad de pago a la que el usuario se adhiera.

“Lo que tenemos que tener en vista es que no es tampoco la situación del precio, sino que es el procedimiento. Ellos tienen que recurrir ante el órgano concedente y eso es lo que no hacen. Estas personas están acostumbrados a otro mecanismo de actuación, entonces van de prepo como lo quieren hacer siempre, como la tarifa la ponen de prepo, la capitalización, las obras las quieren hacer de prepo, también quieren hacer esta situación. Nada más que en este caso, es afectado directamente el vecino”, dijo Guruceta, calificando a la prestataria como “patotera”, algo que según el funcionario siempre estuvo dirigido hacia el Municipio, diferenciándolo de este nuevo conflicto en donde “se ve afectado directamente el particular”.

En cuanto al accionar del vecino ante la recepción de una notificación que lo aplace a abonar una suma de dinero por un recambio de medidor, Guruceta dice: “Lo que tiene que hacer el vecino es no pagar y recurrir al Defensor del Pueblo, y éste va a articular las medidas que tiene que hacer como una defensa general de todos los ciudadanos para reclamar si estaba autorizado para hacerlo”, especificó, añadiendo que se trata de un medio de articulación administrativo y jurídico, mediante el cual, va a defender los intereses del vecino que hoy, “claramente están avasallados y vulnerados”, enfatizó el concejal por CPU, Sebastián Guruceta.

Por su parte, y en un comunicado difundido a través de sus redes sociales, desde la Cooperativa Integral califican esta situación como “falsa y maliciosa”.

A partir de la difusión de una supuesta campaña de cambio de medidores por parte de la Coopi, queremos informar que esto es totalmente falso. Lamentamos que con información maliciosa y absolutamente falsa, haya quienes quieren sacar provecho generando preocupación e incertidumbre en la comunidad, en un momento que exige más que nunca actuar con responsabilidad y sensibilidad”, completa el comunicado.




Comentarios