Triticale una opción en la seca

Triticale
Triticale Foto: Via Campo

otra opción de uso que mantiene la rusticidad del primero con alta productividad y estabilidad en diferentes ambientes, pero mejora el valor nutritivo del pasto y del grano.

Cereal grain on wooden spoon isolated.
Cereal grain on wooden spoon isolated. Foto: szakalikus

El triticale (X Triticosecale Wittmack.), producto del cruzamiento realizado por fitogenetistas entre el género Secale y el género Triticum, es otra opción de uso que mantiene la rusticidad del primero con alta productividad y estabilidad en diferentes ambientes, pero mejora el valor nutritivo del pasto y del grano. El triticale se adecúa a regiones secas y con fríos no extremos. Se han inscripto cv con buenas características forrajeras y al igual que en otros verdeos de invierno se pueden diferenciar dos grupos de materiales, según su velocidad de establecimiento y la aptitud para el pastoreo. Los hay de rápido crecimiento inicial y estado vegetativo corto, con tendencia a encañar y fructificar en forma precoz con pocos macollos y porte erecto, resultando poco aptos para la utilización con animales pero si para incluirlos como CS, cuando el período de tiempo entre dos cultivos de verano es acotado.

Otros cv tienen una gran plasticidad y no condicionan el momento del primer aprovechamiento y además soportan muy bien un diferimiento del crecimiento inicial, permitiendo una excelente complementación con cv más rápidos en el inicio de la implantación. Así, es posible lograr un prolongado período de uso con alta calidad. Otros se destacan por una equilibrada distribución, por su capacidad de rebrote y tolerancia a las bajas temperaturas. 

La información experimental sobre la producción de forraje de los verdeos de invierno es amplia en diferentes sitios de la región pampeana y sólo a modo de ejemplo se usan datos de Marcos Juárez, ya que poseen dos años evaluación continuos, con menores lluvias que las normales para la localidad y de las cinco especies más usadas, variando desde el cv menos al más productivo: para avena entre 3,4 y 5, 5 t materia seca (MS).ha-1.ciclo-1; para cebada entre 2,9 y 4,9 t MS.ha-1.ciclo-1; para centeno entre 3,4 y 5,1 t MS.ha-1.ciclo-1; para triticale entre 2,4 y 5,6 t MS.ha-1.ciclo-1; para raigrás anual dipoides entre 3,1-5,7 t MS.ha-1.ciclo-1 y para raigrás anual tetraploide entre 3,6 y 7,3 t MS.ha-1.ciclo-1. Como muestra el trabajo, exceptuando algunos cv de raigrás anual tetraploides donde se obtienen niveles de producción más altos sólo en el año con mayores lluvias al final del período evaluado, en las otras forrajeras es mayor la variabilidad entre cv que entre especies y tanto centeno como triticale tienen valores similares a las otras gramíneas. De hecho, estas gramíneas invernales, con sus diferentes variantes permiten seleccionar entre una amplia gama de distintos biotipos mejorados de acuerdo a las necesidades específicas de cada sistema de producción y para el objetivo determinado en cada momento de la rotación, teniendo un conjunto de opciones que el sector semillero le ofrece al productor, en función de lo que este requiera.

La alternativa de contar con especies rústicas es importante, en especial en ciclos de alta incertidumbre sobre las condiciones edafoclimáticas como las actuales.

Temas Relacionados