No es un trigo, es una poligonácea que recibe tratamiento industrial semejante al trigo u otros cereales con la ventaja que produce una harina que puede ser utilizada por los celíacos.

Según las subregiones trigueras, se han caracterizado las distintas zonas aptas para el cultivo de Trigo Sarraceno en la República Argentina:

Subzona I: Es una zona marginal para el sarraceno ya que las noches son excesivamente cálidas. Podría sembrase en los primeros días de febrero como cultivo de segunda. Comprende el centro norte de Santa Fe y noroeste de Córdoba.

Subzona II: Si bien no es ideal, reúne condiciones de suelo y clima adecuado. Se pueden realizar dos cosechas de trigo sarraceno en un mismo ciclo agrícola, la primera sembrando desde fines de Octubre con cosecha a mediados de Enero y la segunda de Diciembre a mediados de Febrero. El momento óptimo de siembra deberá determinarse tratando de que el cultivo se encuentre en buenas condiciones de humedad en los primeros 30-40 días de ciclo. El área abarca centro norte de Buenos Aires y sur de Santa Fe.

Subzona III: Zona que abarca Entre Ríos y Corrientes, donde es posible obtener Trigo sarraceno de buena calidad. La época de siembra comienza a fines de Septiembre hasta mediados de Diciembre, luego hay un intervalo debido a las altas temperaturas de Diciembre y Enero, recomenzando la siembra en la primera quincena de Febrero.

Subzona IV: Es probablemente la mejor zona del país para la siembra del Trigo sarraceno, por la calidad de sus suelos francos, fértiles, profundos y bien drenados y también se le suma la benignidad del clima debido a la influencia marítima. Ésta área comprende el sur de Buenos Aires. La época de siembra es muy amplia y se extiende desde el 30 de Noviembre al 10 de Febrero.

Subzona V Norte y Sur: Comprende la mayor parte de la provincia de Córdoba. La época de siembra ideal se extiende del 1 al 15 de Noviembre hasta el 15 de Diciembre, posteriormente la segunda quincena de Febrero de manera de eludir las altas temperaturas y condiciones de estrés hídrico de Enero. Su principal limitante es la falta de precipitaciones.

Otras zonas: Puede recomendarse el cultivo para la zona de los valles precordilleranos de Neuquén y Río Negro, así como la zona del extremo sur de la provincia de Buenos Aires, dentro del periodo libre de heladas.

El cultivo de trigo sarraceno se caracteriza por la asombrosa velocidad de crecimiento. Emerge entre los 4 y 6 días de sembrado. Aproximadamente a los 30 días comienza la floración que se prolonga por un lapso de un mes para posteriormente madurar en los últimos 15 a 20 días del ciclo. Su ciclo completo varía entre 65 y 75 días desde la siembra a la cosecha.

Su relación con la Celiaquía:

pan sin taccpxfuel | pxfuel

Actualmente en nuestro país es considerada la enfermedad intestinal crónica más frecuente y se estima que 1 de cada 100 personas son celíacas, puede presentarse en cualquier momento de la vida y afectar a los distintos grupos etarios. La celiaquía no surge por una causa específica, sino que su aparición puede deberse a factores ambientales, genéticos e inmunológicos. Se caracteriza por presentar una mucosa intestinal lesionada y en el individuo se manifiesta con una intolerancia permanente a un conjunto de proteínas denominadas “prolaminas”, presentes en el trigo, avena, cebada y centeno (TACC) y derivados de estos cuatro cereales, que generan dificultad y disminución en la absorción de nutrientes en el organismo. Los síntomas más típicos de la enfermedad incluyen diarrea, pérdida de peso, estrés, vómitos, anemia y dolor abdominal. El único tratamiento que existe en la actualidad es el apego a una dieta libre de gluten de por vida. Entre los niños con predisposición a desarrollarla, el inicio de la enfermedad suele presentarse alrededor de los 2 ó 3 años. Entre los adultos puede manifestarse entre los 30 y los 40.

Por ello este cultivo tiene una buena chance de desarrollarse en nuestro país.