Antes de debutar en el mercado israelí, las plantas tienen que hacer una importante y significante inversión en infraestructura, equipos y máquinas especializadas para cumplir con lo exigido por las autoridades israelíes.

El Ministerio de Agricultura de Israel hace las inspecciones y correspondencias oficiales para viabilizar la habilitación y hay muchos países que no terminan de cumplir con lo requerido por lo cual el mercado no se abre.

Brasil en los últimos cinco años es de los que más ha exportado cantidad de carne, más de 15 mil toneladas anuales a Israel, ya que hoy tiene cientos de plantas habilitadas para la exportación de carne a diferentes países y entre ellos a Israel, contando con una nueva y excelente planta frigorífica con habilitación de exportación de carne kosher, cuyas operaciones están ubicadas en São Félix do Xingú, en el estado de Pará, y que es además la más moderna de Mercosur.

Faena Kosher

La inclusión en el proyecto sobre la implementación obligatoria de cajones rotativos, el proceso de salado ritual de cuartos, hasta en la obtención de permisos del Superior Rabinato de Israel, pasando por capacitaciones de personal en planta y supervisión de la puesta en marcha de la nueva operativa, son pasos inevitables para cualquier país que deben ser cumplidos en forma inexorable para poder exportar carne a Israel.

Merece ser nombrada la sala de preparación de cuchillos donde permanecen los rabinos durante la faena kosher, que normalmente tiene acceso por tres lados con ventanas para ver todo el proceso a faena y desangrado con su sala de descanso con baño privado y con cuarto de oración.

Hay que hacer la diferencia en aquellas plantas frigoríficas que desean ingresar a este rubro del mercado cárnico, dado que el nivel de exigencia técnica es cada vez mayor, y, además, pequeños errores de proyecto pueden generan dificultades operativas crónicas y un retraso en la apertura del mercado que puede ser definitiva si no se cumplen los pre requisitos.

Hace unos días llego un contingente de rabinos a nuestro país y el proceso de certificación está más que en marcha.