En el ambiente ganadero se suelen escuchar algunos comentarios referidos al Hereford en el sentido de que es más sensible a los problemas de ojos que otras razas, y que éstos son causales de rechazo sobre todo en las vacas de edad avanzada: en cuanto se analiza el tema para averiguar su real incidencia en los rodeos comerciales con datos confiables, o se consulta a quienes distinguen los diferentes motivos de descarte de vacas se comprueba que es un factor poco frecuente y que no difiere demasiado de lo que se observa en otras razas.

No obstante, teniendo en cuenta tales comentarios la Asociación Argentina de Criadores de Hereford (AACH) ha encarado distintas acciones para conocer su real incidencia, y también para determinar la relación entre las afecciones oculares y la pigmentación de las mucosas y la piel.

Entre ellas resulta por demás interesante observar los resultados obtenidos en una evaluación efectuada entre los años 2009 y 2013 por el M.V. Francisco Madero, en sus funciones como inspector de la Asociación, de la cual cifras muy claras que permiten hacer algunas reflexiones; el relevamiento se realizó sobre 56.513 vientres, en un lapso de cinco años en diferentes zonas del país en un total de 34 rodeos tanto de Pedigree, como Puros Registrados y generales.

Palermo admisión - Clarín

En primer lugar, los resultados de este relevamiento muestran la baja incidencia del factor “rechazo por ojos” como causal de descarte en vacas -apenas 1,25%-, que oscila en un máximo de 1,83% en el Sur de Santa Fe y apenas un 0,18% en la Patagonia.

Entre las distintas referencias de productores incluso recogidas por la Asociación en días recientes, un conocido criador de la zona de Curuzú Cuatiá en el centro de la provincia de Corrientes señaló en la última sesión de "Martes con Hereford" que su descarte de vacas por problemas de ojos "ronda el 0,3%", mientras que otro criador con campos en la Cuenca del Salado la sitúa en el orden del 0,4%.

Aun teniendo en cuenta estas cifras que muestran tan baja incidencia, dado que la bibliografía sugiere que existe evidencia de una asociación entre males de ojos con los niveles de pigmentación ocular, por iniciativa de la subcomisión de Mejoramiento Genético la AACH ha comenzado a hacer muestreos de grupos de animales con la finalidad de conocer el estado que muestra la raza para esa característica.

En este sentido, en la Exposición de Palermo de 2019 se llevó a cabo un primer muestreo con la evaluación de la pigmentación ocular de los animales ingresados durante la labor del jurado de admisión, para lo cual se utilizó la tabla empleada por la Sociedad de Criadores de Hereford del Uruguay, con su consentimiento.