Mario, el padre de Lucas González, hizo pública una carta donde manifestó su bronca por el asesinato de su hijo a manos de efectivos de la Policía de la Ciudad y lamentó: “Esto pasa porque estamos marginados, porque somos humildes y piensan que somos basura”.

Los padres de Lucas González pidieron justicia por su hijo. Foto Clarín.

Lucas González, futbolista de 17 años del club Barracas Central, murió este jueves tras haber sido baleado en la cabeza el último miércoles por efectivos de la Policía de la Ciudad.

La emotiva carta del padre de Lucas González

Mario González, el padre de Lucas, hizo pública una carta que fue difundida por La Garganta Poderosa, en la que brinda detalles de lo ocurrido con su hijo.

En esa carta enfatiza que una buena parte de la sociedad se ve viviendo “bajo sospecha” por su aspecto. Cabe recordar que esta carta fue escrita por Mario González antes de que se confirmara la muerte de su hijo Lucas.

  • “Les voy a ser sincero, espero un milagro. Recién estaban haciéndole una serie de estudios a mi hijo. Lucas está respirando sólo porque tiene el aparato prendido, no tiene signos vitales. Necesitamos que ya no ensucien más nada, porque no lo podrán ocultar, está todo claro. Sabemos que los chicos salían de entrenar y les dispararon; nos vamos a ocupar de que los policías responsables vayan a prisión”. Este es el comienzo de la carta de Mario.
  • “Como cada mañana, Lucas viajó de Florencio Varela hasta Barracas Central, donde juega; ayer fue con tres amigos. Cuando terminaron el entrenamiento, salieron en auto y pararon en un kiosco. A las dos cuadras los interceptó un coche de donde bajaron policías de civil, quienes sin mediar palabras empezaron una ráfaga de balas; dos de los tiros dieron en la cabeza de mi hijo. Quisieron instalar que Lucas tenía un arma, pero lo único que tenía mi nene eran los botines y las canilleras. Nunca hubo balaceras, ¡fue víctima de gatillo fácil!”, continúa.

Luego, Mario González detalla que los efectivos policiales estaban de civil, sin identificación ni chaleco. Para después hacer su descargo: “Esto pasa porque es un pibito que le gusta andar bien vestido, usar viserita y zapatillas, porque estamos marginados, porque somos humildes y piensan que somos basura”, sentenció Mario.

Gatillo fácil en Barracas: qué se sabe del caso hasta el momento

El asesinato de Lucas González tuvo lugar este miércoles a las 9.30 de la mañana cuando Lucas González junto a tres amigos se trasladaban en un Volkswagen Suran y se detuvieron frente a un kiosco ubicado en la calle Luzuriaga, del barrio porteño de Barracas.

Los efectivos fueron sumariados y apartados de la fuerza. La familia denuncia un nuevo caso de gatillo fácil. Foto Gentileza.

Allí, fueron interceptados enseguida por efectivos de la brigada de la Comisaría Vecinal 4C, que terminaron declarando que consideraron que los cuatro jóvenes se preparaban para cometer un robo.

Lo que manifestó la policía fue que los jóvenes se negaron a ser identificados y que luego embistieron con el vehículo a dos efectivos. Allí comenzó una persecución a los tiros la cual se extendió hasta el cruce de las calles Alvarado y Perdriel. Al mismo tiempo, según los efectivos policiales, los jóvenes habrían “esgrimido un arma de fuego”.

En esa persecución, Lucas González recibió los dos disparos en la cabeza.

El joven había sido derivado a un hospital de mayor complejidad pero finalmente no pudo resistir y terminó falleciendo este jueves pasado.

Su madre denunció que Lucas González fue víctima de “gatillo fácil” y que los efectivos “tiraron a matarlo”. Además dijo que le “plantaron” un arma de fuego para poder disimular un enfrentamiento y justificar su accionar.

Los policías involucrados en el asesinato de Lucas González piensan entregarse

Mientras tanto, los tres policías acusados del asesinato de Lucas ya fueron aparatados de sus labores y comenzaron su estrategia de defensa.

El abogado Alfredo Oliván junto a su socio Martín Calvet Salas serán los encargados de defender a los policías imputados, en el expediente que los investiga en el Juzgado de Menores N°4.

El dolor de amigos y familiares de Lucas González. Foto: Clarín

Sin que pese un pedido de captura aún sobre los agente policiales, se baraja la posibilidades de que ellos mismos decidan entregarse, en el caso de que el juez a cargo, Alejandro Cilleruelo, en las próximas horas determina su captura.

Fueron también los propios policías inculpados los que manifestaron que “las cosas que se dicen en los medios no son ciertas”. De todos modos, podrán hacer su descargo en una declaración indagatoria que pronto se estará llevando a cabo.