Se llevó adelante la octava movilización global en contra del cambio climático. En Buenos Aires, jóvenes ambientalistas y militantes de organizaciones sociales y políticas marcharon desde Plaza de Mayo hasta el Congreso. El proyecto fue iniciado en 2018 por Greta Thunberg, la joven activista ambiental sueca que fundó el movimiento “Viernes Por el Futuro”.

//Mirá también: Viernes por el Futuro en Mendoza

En esta ocasión, la consigna fue “Justicia social es justicia ambiental”. Frente al Congreso, se llevó adelante un acto como parte de una protesta mundial por la crisis climática, que también se expresó en el resto del país para reclamar medidas urgentes.

“Hoy se produjo un hecho inédito en la historia del movimiento socio ambiental porque miles de organizaciones partidarias, sociales y de la sociedad civil impulsaron una convocatoria que unifica la justicia social con la justicia ambiental”, dijo Bruno Rodríguez, referente de la organización Jóvenes por el Clima Argentina.

Por su lado, Mijael Kaufman, de Consciente Colectivo, subrayó: “Hay miles de movilizaciones en todo el mundo, con millones de personas exigiendo que la agenda socioambiental y la cuestión del calentamiento global deje de ser relleno y pase a ser una prioridad de todos los gobiernos sin distinción partidaria”.

“Justicia ambiental es justicia social”

Entre los reclamos se destacaron una transición hacia un modelo productivo sostenible; agroecología sin explotación animal; leyes de acceso a la tierra, de envases, de humedales; inversión en energía renovables; un correcto financiamiento de la Ley de Bosques y de manejo del fuego; y, sobre todo, no a la Ley de hidrocarburos.

En el encuentro, hubo una intervención artística a cargo de “Los ángeles de la brigada violeta” con la que la organización ambiental XR Argentina buscó representar la transmutación “para tener un planeta sano” y “exigirle, a los gobiernos que tomen acción climática ya”, explicó Ornella Belén, participante de XR.

Las banderas políticas de la juventud partidaria se alinearon al final de extensa columna que cortó el tránsito en Avenida de Mayo y luego sobre avenida Entre Ríos. A la movilización asistieron jóvenes activistas de La Cámpora, el Pro y la Izquierda, entre otros.

“No hay planeta B”

Leonardo Grosso, diputado nacional por la provincia de Buenos Aires, resaltó la necesidad de que “la política incorpore y entienda el problema ecológico y tenga como agenda permanente la crisis climática que vive la humanidad”.

“Hemos vivido este año y medio de pandemia los desastres de la destrucción que viene haciendo la humanidad, necesitamos asumir ese problema y empezar a construir políticas públicas planteando la ley de humedales y de transición energética”, mencionó.

Una de las imágenes de la marcha de este viernes.

Durante la movilización se vieron carteles con los mensajes: “Despierten Ya”; “No hay planeta B”; “Ni un grado +, ni una especie menos”; “No destruyamos lo que nos mantiene vivos”. Al mismo tiempo, otras marchas se organizaron en varios sitios del país.

Change.org Argentina estuvo presente en la movilización con un stand frente al Congreso de la Nación, asociándose al reclamo de medidas urgentes para frenar el cambio climático.

“Decidimos participar en esta marcha en apoyo a tantas organizaciones y jóvenes que son creadores de peticiones o utilizan la plataforma para exigir cambios urgentes a la dirigencia política y empresaria en pos de la protección del medio ambiente”, dijo Leandro Asensos, director de Change.org Cono Sur.

Mientras una batucada tocaba, un grupo de la organización Rebelión y Extinción Argentina pintó una parte del edificio del Congreso de verde al grito de “Basta de pintarse de verde, basta de esta mierda”.

Sobre esta acción, Ricardo Guzmán, uno de sus referentes, explicó: “Estamos cansades del lavado verde de los gobiernos que no llevan a cabo acciones climáticas inmediatas que es lo que dice la ciencia por eso hicimos esta acción directa no violenta”,

En busca de la transformación

A las 19, en el escenario, representantes de cada organización expresaron sus consignas entre los cuales estuvo Bruno Rodríguez, quien dijo que le alegraba “ver al ambientalismo popular copar las calles de la patria afirmando contundentemente que no hay justicia social sin justicia ambiental”.

“Hoy Argentina profundiza la matriz extractivista de su modelo productivo para pagarle al Fondo Monetario Internacional, pero los países que forman parte de los directorios de los organismos de crédito internacional, son nuestros deudores, patria sí, colonia no”, agregó.

Otra de las voces aplaudidas fue la de la representante de Consciente Colectivo cuando pidió que el Congreso “deje de estar de vacaciones”. “Necesitamos un Estado que junto con la sociedad organizada planifique la transformación de nuestro sistema productivo y que promueva la transición hacia un modelo más justo, inclusivo y sostenible”, sostuvo.

//Mirá también: Greta Thunberg fue nombrada como personalidad del año de la revista TIME

En Argentina, la movilización fue convocada por las organizaciones socioambientales juveniles apartidarias Jóvenes por el clima, Eco House, Alianza por el clima, Consciente Colectivo, Sustentabilidad sin fronteras y Fridays Argentina.

También participaron movimientos sociales como Barrios de Pie, La Poderosa, Movimiento Evita, Unión de Trabajadores de la Tierra, MTE, Cartoneros, entre otros, y movimientos estudiantiles, feministas y políticos.

Con información de Télam