Ocurrió en Longchamps. La mujer que atendía el local estaba trabajando desde un cubículo pero el delincuente sorteó la protección sin problemas.


Un delincuente asaltó una agencia de lotería de la localidad de Longchamps y, para alcanzar y amedrentar a la empleada, el asaltante trepó y saltó sin problemas unas rejas con las que cuenta el local, justamente para evitar robos.

El hecho se registró este lunes por la tarde, cuando un ladrón ingresó al local y, tras amenazar a la empleada, se fue sin nada, debido a que la mujer activó la alarma.

El delincuente tuvo que trepar una reja y saltarla para llegar a la empleada. Pese a que la protección se encontraba alta, el asaltante pasó sin inconvenientes en un abrir y cerrar de ojos.

Las agencias de lotería suele contar con ese tipo de protecciones para los empleados que trabajan en un cubículo enrejado.






Comentarios