La intendenta de La Matanza fue fuertemente cuestionada tras el tiroteo en la comisaría de San Justo.


La intendenta de La Matanza, Verónica Magario, participó de una misa donde se pidió por la salud de la sargento baleada en la comisaría de San Justo, y al salir de la iglesia fue escrachada por los vecinos, quienes la insultaron y le reclamaron seguridad.

​”Chorra”, “ladrona”, “delincuente”, “poné la policía y “dónde está la seguridad”, fueron algunos de los gritos que recibió la intendenta a la salida de la iglesia del Obispado de San Justo.

“Los familiares están muy consternados. Iban a venir y no pudieron. Les pido que respetemos el momento de ellos”, le dijo Magario a TN tras la misa, y confirmó que este miércoles se reunirá con el ministro de Seguridad de la Provincia, Cristian Ritondo.






Comentarios