Así lo resolvió la Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense. Tras una requisa en la celda donde permanece Jonathan Acevedo, se secuestró un celular


La Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad bonaerense desafectó a dos policías a raíz de la difusión de un video en el que un joven de 18 años acusado del crimen del chofer Leandro Alcaraz admite ser el asesino y, entre risas, pide perdón cuando ya está detenido.

Se trata de la oficial Mayra Robert y del oficial inspector Fernando Maya, ambos de la comisaría de la localidad bonaerense de Ramos Mejía, partido de La Matanza, donde el imputado Jonathan Acevedo (18) pasó la noche detenido.

“Hola, buenas noches Matías, soy ‘Pantriste’, el que mató al colectivero. Le pido, ¿cómo es?? Le pido perdón por haber matado por un boleto”, se observa al acusado, apodado “El Viejo”, en las imágenes grabadas con un teléfono celular.

En el video también se advierte que las otras personas presentes en el lugar lo inducen al joven a decir: “Matías, soy el putito loco. ¿No tenés un hombre para mí compa?”, y se burlan de él.

Entre risas y bromas, le piden al acusado que imite los sonidos de distintos animales como una gallina, un caballo, una oveja y un toro.

Fuentes del Ministerio de Seguridad informaron a Télam que, tras la difusión de las imágenes descriptas, Asuntos Internos realizó una requisa en la comisaría de Ramos Mejía y secuestró un teléfono celular en la celda donde estaba alojado el sospechoso.

Ante esta situación se inició un sumario administrativo al personal de la seccional y se resolvió desafectar a Robert, quien al momento del hecho se desempeñaba como “imaginaria”, y a Maya, que era el oficial de servicio, dijeron los informantes.

Los voceros consultados explicaron que también se le dio intervención al fiscal Marcelo Diomede, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 del Departamento Judicial La Matanza, quien quedó a cargo de la investigación penal.




Comentarios