Trabajadores reclamaron durante varias horas contra la imposición de nuevos tributos a los juegos de azar.


Ambas manos de la avenida Del Libertador, a la altura de avenida Bullrich, estuvieron cortadas desde el mediodía por una protesta de los empleados del Hipódromo de Palermo que reclamaron contra la imposición de nuevos tributos a los juegos de azar. 

Cientos de automovilistas se vieron afectados por la manifestación y debieron encontrar alternativas para salir de la zona anegada. 

La medida se replicó en cada ciudad o pueblo donde hay un bingo, casino, hipódromo o agencia hípica.

Noticia en desarrollo





Comentarios