Los menores recibían entre 800 y 1000 pesos por cada encuentro.


El club Independiente de Avellaneda fue noticia este jueves porque se descubrió que chicos de la pensión de la institución eran prostituidos. Una nota de Clarín revela cómo era el mecanismo para llevar a cabo estas maniobras con los menores.

Según informan, “Joaquín V.” jugador de la Cuarta División de Independiente elegía a los jóvenes del club y le proponía dinero (entre 800 y 1000 pesos) a cambio de tener sexo con adultos. Luego, Leonardo, Juan, Alejandro y Martín los que trasladaban a los “elegidos” en un auto y para concretar los encuentros sexuales. 

Un departamento en el barrio de Palermo y una casa en San Isidro eran los lugares habituales donde llevaban a los jugadores para concretar el encuentro.

Estos casos que involucran a los los chicos de la Quinta y Sexta del Rojo se conocieron luego de una de las víctimas se quebró y le contó todo a la psicóloga. fue ahí cuando Fernando Berón, Coordinador de las Inferiores del club de Avellaneda, hizo la denuncia correspondiente.




Comentarios