Trabajadores de Cresta Roja y militantes de organizaciones sociales realizaron un corte total de la avenida 9 de Julio, a la altura de su intersección con la avenida Belgrano, en pleno centro porteño, en solidaridad con los empleados del Hospital Posadas.

La protesta se realizó en rechazo a 122 despidos producidos en ese centro asistencial y en el marco de un paro de 24 horas que se realiza en ese hospital del oeste del conurbano.

En ese marco, las líneas de transporte que circulaban en sentido hacia el norte comenzaron a ser desviadas hacia Bernardo de Irigoyen, en tanto los colectivos que circulaban hacia el sur eran desviados por la calle Lima.

De acuerdo con lo anunciado, tras su paso por la sede de la cartera sanitaria, la columna de manifestantes se trasladará hacia el Ministerio de Modernización, ubicado en la avenida Roque Sáenz Peña al 500.

De la protesta, convocada por la agrupación La Marrón en el Movimiento de Agrupaciones Clasistas -impulsada por el Partido Socialista de los Trabajadores en el Frente de Izquierda-, participaba también la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (Fesprosa), la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la provincia de Buenos Aires (Cicop) y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Mirtha Jaime, presidenta de la seccional CICOP del Hospital Posadas, en diálogo con Radio Diez, denunció la "militarización" del hospital con presencia de Gendarmería e Infantería.​