La recibirán el Comité Olímpico Internacional y el gobierno de la Ciudad, los cuales se encargarán de equiparla y prepararla.


La Villa Olímpica de los Juegos de la Juventud Buenos Aires 2018 tendrá su final de obra en abril y será entregada al Comité Olímpico Internacional (COI) y al Gobierno de la Ciudad seis meses antes del inicio de la competencia.

A partir de entonces, el ente deportivo y el gobierno porteño se encargarán de equipar las viviendas para los atletas y preparar los espacios urbanos comunes del predio, compuesto por 125.000 metros cuadrados en el barrio de Villa Soldati.

En abril entregaremos la obra terminada al área de Juegos Olímpicos y así estaremos cumpliendo con la fecha comprometida con el COI y el Gobierno de la Ciudad”, explicó la arquitecta y directora general del proyecto, Florencia Piñero.

Los 31 edificios que lo conforman tienen entre seis y siete pisos, y albergan entre 21 y 48 viviendas. Cada uno de ellos cuenta con cocheras, un salón de usos múltiples y un área de locales comerciales y servicios, ubicada en las plantas bajas.

Para Piñero, el proyecto consistió en “un alto desafío” por la permanente focalización de un “doble objetivo”, ya que el predio funcionará como un barrio residencial para los vecinos de la Comuna 8.

“Encarar esta obra fue un desafío de mucha complejidad. Todo el tiempo hubo que manejar objetivos dobles y eso no fue nada fácil”, explicó. La Villa alojará a alrededor de 7.000 atletas y entrenadores durante la competencia, prevista del 6 al 18 de octubre próximo.

Finalizados los Juegos, los 31 edificios se transformarán en viviendas a las que se podrán acceder mediante créditos blandos instrumentados por el Instituto de la Vivienda de la Ciudad y el Banco Ciudad, con prioridad para los vecinos de Soldati, Villa Riachuelo y Villa Lugano, los que componen la Comuna 8.




Comentarios