Mario Barrios tenía 58 años. Su cuerpo tenía rastros de haber sido comido por sus tres perros.


Un hombre de 58 años fue encontrado asesinado en un departamento de Avellaneda. Había sido apuñalado y tenía los pies y el torso atados con cinta de embalar. La policía apunta como principal sospechoso a su pareja, un uruguayo de 48 años.

La víctima es Mario Barrios y el departamento donde fue encontrado quedo en una de las torres de Pasaje Patricios al 200 entre Estevez y Rucci, de Avellaneda. Un vecino y un empleado del complejo fueron los que hallaron el cadáver y llamaron a la policía.

Al llegar al lugar, los pesquisas hallaron el cuerpo de la víctima atado con cinta de embalar alrededor de los tobillos y del torso y con visibles lesiones en la cabeza, entre ellas puñaladas en el rostro, además de heridas que le habrían provocado después de muerto tres perros que estaban en el departamento. Llevada muerto unos tres días, calcularon.

Un hermano de la víctima contó que no tenía noticias de él desde el 18 de junio y que Mario estaba en una relación sentimental con un hombre uruguayo de 48 años, con quien no pudieron comunicarse porque no respondió los llamados a su celular. 

Según fuentes, el uruguayo no vivía con Barrios, pero frecuentaba su departamento. Al parecer, hace algunos días ambos discutieron. Incluso algunos testigos dijeron haber visto a esa persona retirarse del complejo con una valija. 

Los pesquisas que trabajaron en la escena del crimen dijeron que la puerta de acceso al departamento no fue violentada y que en principio no se detectaron faltantes.

En el marco de la causa, a cargo de la fiscal 3 de Avellaneda, Solange Cáceres, se analizaban las imágenes de las cámaras de seguridad del complejo y las evidencias recolectadas del departamento.




Comentarios