En el primer día del operativo, los equipos de Nación y Ciudad entrevistaron a 80 familias.


El aumento de contagios por coronavirus en los barrios vulnerables de la Ciudad de Buenos Aires genera preocupación. En este contexto, este lunes comenzaron los testeos puerta a puerta en la villa 1-11-14 del Bajo Flores, donde entrevistaron a 80 familias con un resultado preocupante: 8 de 9 hisopados dieron positivos.

Asimismo, en la Villa 31, en el barrio de Retiro, hubo 16 positivos sobre 19 personas que fueron testeadas.

La secretaria de Acceso a la Salud de la Nación, Carla Vizzotti, y los ministros porteños de Salud y de Desarrollo Humano, Fernán Quirós y María Migliore, respectivamente, encabezaron el operativo de detección de casos de coronavirus en el barrio, a la vez que se informó que son 616 los casos positivos en las zonas vulnerables de la Ciudad (un porcentaje de positividad del 67%).

En tanto, los muertos suman ocho: seis en el barrio Padre Ricciardelli (1.11.14), que tiene 127 contagios, y dos en el Barrio 31, con 462 casos positivos.

Testeo en la villa 1-11-14. (Foto: Guillermo Rodríguez Adami-Clarín)

En la villa 1-11-14 se desplegaron ocho equipos integrados por promotores de los ministerios de Salud y Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad, personal del Ministerio de Salud de la Nación y referentes o integrante de organizaciones barriales.

“Es un trabajo más intenso y más particular. Vamos viendo las manzanas donde hemos tenido la mayoría de los casos, dialogando con familias y en base a eso vamos a ir constituyendo el número de testeos según los resultados que vayamos teniendo”, explicó Quirós.

“Hacemos una tarea sistemática en todos los barrios de la Ciudad para identificar los casos. Estamos desde el jueves pasado preparando este dispositivo que requiere cierto nivel de tareas colaborativas entre las organizaciones, la iglesia y los gobiernos”, agregó el ministro de Salud porteño.

Los vecinos que presenten síntomas compatibles con la infección o que hayan tenido contacto estrecho con contagiados serán sometidos al test de PCR, que consiste en realizar un hisopado, preparar la muestra y estudiarla en un laboratorio.

Las unidades móviles para hacer los test PCR se colocaron en el estacionamiento del estadio del club San Lorenzo sobre la avenida Varela. Los que presenten síntomas leves continuarán la cuarentena en hoteles porteños y los que requieran mayor complejidad, a hospitales.

Sobre esto, Quirós contó que se reforzaron los transportes hacia las unidades febriles de los hospitales para llevar “rápidamente de manera biosegura y gratuitamente a las personas que tengan síntomas”.




Comentarios