El periodista ofició de moderador junto a Débora Plager y cometió un error que no pasó desapercibido.


Guillermo Andino cometió un error durante el debate entre los candidatos a Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires que se llevó a cabo el jueves por la noche.

Andino ofició como uno de los moderadores del debate, tarea que desempeñó junto a Débora Plager. En un momento de la noche, cada candidato debía exponer durante un minuto y dar las razones por las que deberían ser electos.

La ronda de exposiciones comenzó con Matías Lammens, del Frente de Todos; luego llegó el turno de Matías Tombolini (Consenso Federal); y en tercer lugar expuso el actual jefe de Gobierno y candidato para la reelección, Horacio Rodríguez Larreta, de Juntos por el Cambio.

Sin embargo, cuando Larreta terminó su exposición, Andino dio por cerrado ese segmento del debate. “Muy bien, así se han presentado cada uno con su minuto. Muchas gracias”, dijo el periodista, quien fue interrumplido por Plager, quien aclaró que faltaba un candidato más: Gabriel Solano, del Frente de Izquierda.

Solano vivió otro momento especial durante el debate. Al entrar al edificio, un guardia de seguridad aparentemente no lo reconoció y le preguntó si tenía la pulsera necesaria para ingresar. “No me dieron pulsera”, respondió Solano, tal como se puede ver en un video difundido por LA NACION.

Esta semana, Andino protagonizó una polémica mucho más grave por la que fue acusado de “violencia obstétrica” y por la que tuvo que pedir disculpas.

El miércoles, Andino contó en una entrevista radial que hace 18 años, al convertirse en padre por primera vez, arregló con el obstetra, y a escondidas de su esposa, adelantar el parto de su hija para que coincida con una efeméride futbolística.




Comentarios