Los hombres, cuyo número no está precisado, habrían ingresado alrededor de las tres. Se cree que fue un robo, pero aún no está confirmado


Dos serenos, uno de ellos sin vida, fueron hallados maniatados en el  subsuelo de una obra en construcción de Palermo. El que sobrevivió dijo haber visto a dos hombres que ingresaron alrededor de las 3 de la madrugada, con un cuchillo y una barreta.

El hecho fue descubierto esta mañana cerca de las 7.20 cuando policías de la Comisaría Vecinal 14 B llegaron a la obra en construcción situada en la calle Ravignani al 2000. Uno de los obreros que trabaja allí contó a la policía que al llegar al lugar encontró el candado de la puerta principal violentado y a los dos serenos maniatados en el segundo subsuelo, uno de ellos muerto.

Los hombres estaban atados, sobre colchones. Juan Ramón Rivas, paraguayo de 45 años, tenía lesiones en el rostro y la cabeza y no tenía signos vitales.

Lo golpearon muy fuerte y se les fue la mano por lo que se aprecia a simple vista“, dijo a Télam un jefe policial que trabaja en la pesquisa.

Su compañero y sereno titular de la obra, Néstor Leguiza (56), contó a los efectivos que durante la madrugada, mientras dormía, fue sorprendido por un hombre armado con cuchillo y una barreta, quien lo redujo.

El trabajador dijo que llegó a ver a dos delincuentes, pero no pudo precisar si habían ingresado más personas ni los fines con que lo hicieron.

Víctor, uno de los obreros compañero de las víctimas, contó a la prensa que el hecho habría sido “a las 3 de la mañana”, que los asesinos ingresaron “por el portón” porque “cortaron la cadena” y que se ensañaron con el fallecido, ya que “le pegaron en la cabeza, mal”.

“Estaba el sereno con el muchacho que se quedaba. El sereno alcanzó a ver a dos personas nada más. Recibió un golpe él también pero dice que no vio nada”, agregó.

Al ser consultado sobre si había algún faltante en la obra, Víctor contestó: “No sabemos nada porque no pudimos ver nada”.

​El cadáver del sereno asesinado fue trasladado a la morgue judicial, donde será cometido a la autopsia de rigor para establecer las circunstancias de la muerte. El caso es investigado por el fiscal Patricio Lugones, a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 28 de la Capital Federal.






Comentarios