Lamentablemente, las condiciones climáticas en la zona de El Bolsón no ayudan a los 200 brigadistas que trabajan para contener el avance de las llamas. Hace dos semanas, se desató el incendio en la zona de Cuesta del Ternero, cerca de El Bolsón. Las llamas ya afectaron más de 800 hectáreas de bosque y el fuego continúa expandiéndose hasta el día de hoy. Según la investigación, el incendio habría comenzado cuando seis personas no apagaron el fuego del asado que habían degustado.

La Gobernadora rionegrina aseguró que van a pedir la pena máxima.Andres Calfulef | Bariloche2000

La gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, declaró al lugar en la condición de “emergencia y desastre” y ahora la mayor preocupación de las autoridades es el avance del fuego hacia una zona de viviendas. Las condiciones climáticas, con temperaturas superiores a los 34 grados y menos de 15% de humedad, no ayudan a controlar las llamas.

Afortunadamente no fue necesario evacuar personas hasta el momento y, desde el Ministerio de Producción y Agroindustria de Río Negro anunciaron que brindarán “atención veterinaria, granos y forraje” a los pequeños productores que se quedaron sin alimento para su ganado por el desastre ambiental.

“Es una situación muy difícil de controlar, muy compleja. La situación climática, sumada a la desidia original que dio lugar a este episodio, hace que combatir este foco de incendio se torne verdaderamente difícil. Desde Nación, y junto con la Provincia y el Municipio, estamos trabajando fuertemente por todos los medios posibles para evitar una situación que sería más grave, más allá del desastre ecológico, que no puede ser minimizable, que tiene que ver con que el fuego alcance bienes o casas en algunos de los barrios aledaños a El Bolsón”, señaló el viceministro de Ambiente de la Nación, Sergio Federovisky.

El número dos de Juan Cabandié en diálogo con TN contó: “Se declaró el estado de emergencia por la lógica preocupación y por el trabajo constante de todos los elementos del Estado. Más allá de que Cabandié (ministro de Ambiente), por ser COVID positivo, y yo, por ser caso estrecho, no estemos físicamente allí, todos los recursos están trabajando firmemente hace más de diez días en El Bolsón y se están agregando más recursos”.

Desde la cartera especificaron que Nación aportó 112 trabajadores para combatir el fuego, entre personal del Servicio Nacional del Manejo del Fuego (SNMF), la Administración de Parques Nacionales y de las provincias de Córdoba y Neuquén, personal técnico del ministerio de Ambiente y coordinadores de la Regional Patagonia y de la Regional Centro. Sumados a los especialistas que aportó Río Negro y el municipio de El Bolsón, llegaron a 200 las personas dedicadas a controlar el fuego en la zona.

Además, este fin de semana operaron cuatro helicópteros y tres aviones hidrantes del SNMF, cinco autobombas, cinco camionetas pick up, un camión logístico de comunicaciones, un camión y una camioneta utilitaria para transporte personal, y un camión cisterna de YPF de abastecimientos a medios aéreos. Las autoridades advierten que debido a la gran cantidad de recursos destinados a ese lugar, es muy importante tomar todos los recaudos necesarios para evitar incendios en otros lugares.

Según publicó Infobae, Adrián Iribarren, secretario de Protección Civil de Río Negro, dependiente de la Secretaría de Estado de la Seguridad y Justicia, advirtió: “La topografía donde se encuentra alejado este incendio es especial para su propagación y es muy difícil para el combate, ya que se encuentra en una de las laderas de los cerros a gran altura y dificulta la tarea tanto de los brigadistas como de los medios aéreos. En estos momentos se sigue trabajando en el Sector 2 y el 4, que son los más cercanos a la localidad de El Bolsón y lo que más preocupa es el riesgo a que este tipo de desastres se acerque a las zonas pobladas y sus bienes”.

Incendio forestal en la zona de Cuesta del Ternero (Foto: Marcelo Martinez)Martinez Marcelo

Y agregó: “Si bien estamos conteniendo las llamas todavía, como el incendio claramente tiene por delante muchos días de actividad más allá de que uno esté trabajando ahí, necesitamos ir previendo y acompañando a través de una habilitación que nos permita erogar algunos gastos puntuales como es la contención de los pequeños productores”.

Arabela Carreras, quien recorrió la zona afectada, expresó: “Se está trabajando en la protección de la vida humana antes que nada, y de las viviendas. El fuego sigue quemando bosque nativo y forestaciones. La situación es preocupante, pero no hay alarma de pérdidas humanas y de infraestructura. Hay cambios climáticos permanentes que nos pueden poner en riesgo”. Además, la gobernadora señaló que la temporada turística “sigue con total normalidad, la situación de la ciudad es tranquila y la ruta está en excelente estado”.

Incendios en El Bolsón.archivo web

Por su parte, el director del SNMF, Alfredo Seufferheld, explicó en diálogo con TN que para combatir las llamas del incendio “se dividió en sectores y se dio prioridad a las zonas con viviendas rurales y viviendas de la ciudad de El Bolsón”. Según su testimonio, los poblados más comprometidos son Barrio Unión y la comunidad NahuelPan, ubicada en la ladera oeste del cerro Piltriquitrón.

El coordinador de Defensa Civil de El Bolsón, Leandro Romairone, dijo a El Diario de Río Negro que ya fue elaborado un plan de evacuación por si es necesario que tengan evacuar a los pobladores de los barrios que están en peligro.

Las internas

El senador nacional y líder de Juntos Somos Río Negro Alberto Weretilneck manifestó en Twitter disidencias con el Ministro Juan Cabandié y su gestión. Se quejó de la decisión política de no enviar a los funcionarios nacionales a la zona del incendio.

“Mantener distancia frente a un problema de extrema gravedad cuyas consecuencias serán a su vez gravísimas, tomando postura por la resignación, es como sentarse a ver el avance del incendio y decir, ‘lo dimos todo’”, señaló.

También aseguró que es una “falta de respeto” negar “la cercanía como valor de la gestión pública”. Y concluyó: “Es perder el tiempo y desalentar a quienes luchan a brazo partido contra el incendio, que altos funcionarios nacionales se pongan a juzgar el pedido de un intendente, quien ve como las llamas consumen enormes superficies de bosques y amenazan ya las áreas urbanas”.