El grupo autoproclamado grupo Lafken Winkul Mapu sumó otro hecho de violencia este miércoles.


Muchos indicios apuntan a que el grupo autoproclamado Lafken Winkul Mapu sumó otro hecho de violencia la noche de este miércoles cuando apedrearon a un vecino que regresaba a su domicilio en Villa Mascardi. “Tuve que venir a refugiarme al ACA”, aseguró en un audio enviado a vecinos de la localidad. 

Este miércoles por la noche, pasadas las 20, sumaron un nuevo episodio de violencia, tras robos, ataques, agresiones, amenazas y actos vandálicos denunciados con anterioridad. Cabe recordar que a principios de agosto habían incendiado la cabaña en el predio de La Cristalina y este miércoles por la noche apedrearon a uno de los vecinos.

Villa Mascardi: continua el conflicto y apedrean a un vecino (LMN)

Alejo Dasso, administrador de uno de los predios de la zona perteneciente al Obispado de San Isidro, detalló que el hombre “regresaba a su casa y a la altura del muelle le empezaron a tirar piedras de todos lados. Así que corrió y se refugió en el Automóvil Club Argentino, en donde siguieron tirando piedras. Llamó la Policía y en seguida los efectivos fueron a custodiar el ACA”,

“Todos conocemos a este vecino y es una lástima lo que le pasó, pero esto es un polvorín que está a punto de estallar”, expresó el vecino y contó que a él también lo apedrearon el 1° de enero de este año. “En cualquier momento va a estallar. Va a pasar alguien que tenga un arma y van a comenzar a los tiros, ya que ellos suelen estar armados. Ya se los ha visto”, dijo.

Villa Mascardi: continua el conflicto y apedrean a un vecino (LMN)

El pasado fin de semana hubo varias denuncias por ataques a vehículos que transitaban por la zona. La situación sigue en las inmediaciones del lago Mascardi y el grupo continua actuando con violencia. Si bien se jactan de ser una comunidad mapuche, la Lafken Winkul Mapu no está inscripta en el INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas) ni en el órgano competente provincial CoDeCI (Consejo de Desarrollo de Comunidades Indígenas).

Luego del ataque, los efectivos de la policía abandonaron la ruta y “no hay nadie que cuide de los vecinos”. El reclamo de los propietarios sigue siendo el de mayor seguridad, indicó el sitio LMN.


En esta nota:

Justicia Neuquén


Comentarios