Se trata de una disposición de la Cámara Federal de General Roca. Sin embargo, no significa que esté absuelto.


En el caso que investiga la muerte del activista mapuche Rafael Nahuel, la Cámara Federal de General Roca dispuso la liberación del máximo apuntado por el delito: el prefecto Francisco Javier Pintos.

Sin embargo, esto se encuentra condicionado. Según LMNeuquén, se mantiene aún bajo caución juratoria real. Esto signifca que el acusado está obligado a presentarse siempre que sea llamado por la cámara, además de que debe constatar su domicilio, no debiendo ausentarse sin previo aviso. El incumpliemiento de esto último bastaría para que vuelva a ser apresado.

Manifestaciones pidiendo justicia por Rafael Nahuel.

El hombre había sido detenido a principios de junio pasado cuando se encontraba en su casa ubicada en San Isidro. Mas adelante se había hecho efectiva la prisión preventiva, luego de que su procesamiento sea revalidado.

El caso había cambiado de carátula recientemente, por lo que Pintos está acusado de homicidio agravado, y no de exceso de legítima defensa. Eso fue debido al tiroteo durante un operativo de Prefectura contra tres representantes mapuches que habían tomado un predio en Villa Mascardi. Producto de la balacera, uno de ellos, Rafael Nahuel, perdió la vida.

Si bien fueron cinco los integrantes de la agrupación Albatros, las pericias realizadas en su momento detallaron que la bala que había dado muerte al joven de 22 años salio del subfusil táctico MP3 del prefecto Pintos. Además, fue llevado a juicio al determinarse que Nahuel estaba desarmado y de espaldas al momento de ser alcanzado por los proyectiles.






Comentarios