El Consejo Directivo Nacional de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) resolvió llamar a un paro por 48 horas, sin concurrencia a los lugares de trabajo, a partir de este jueves 27.

La medida de fuerza se adopta por la falta de respuestas al pedido de incremento salarial para los trabajadores del transporte de pasajeros de corta y media distancia del interior del país y “habiendo transcurrido todo el periodo de conciliación laboral obligatoria ordenado por el Ministerio de Trabajo de la Nación”.

El gremio local adhiere al cese de actividades, por lo que no habrá servicio de transporte público ni jueves, ni viernes en Bahía Blanca.

A través de un comunicado UTA manifestó, “Se ha intervenido con una constante voluntad de diálogo, con fortaleza y convicción en el pedido de aumento salarial, pero sin olvidar el compromiso con la actividad y el funcionamiento del servicio público que operamos, entendiendo la importancia que tiene el mismo para la sociedad. Sin embargo, hemos sido ignorados”.