La oposición quiso convocar al presidente de la empresa para que explique la situación. Juntos por el Cambio no le dio los votos.


Era evidente que la privatización de Bahía Ambiental Sapem dejaría al descubierto las diferencias entre oficialismo y oposición y traería polémica en el Concejo Deliberante bahiense.

El Frente de Todos intentó, sin éxito, convocar al presidente y gerente de la empresa de capitales municipales mayoritarios, Ernesto Aguirre. Juntos por el Cambio le negó los votos y el tema, por el momento, cayó en saco roto.

La oposición pretendía conformar comisiones para que el titular de la empresa de recolección de residuos explique “el funcionamiento de la misma, sus características y otros aspectos que puedan resultar de utilidad de cara a evaluar una eventual privatización del servicio”, explicaron.

Otra iniciativa rechazada al Frente de Todos por parte del oficialismo fue el pedido para que el intendente Héctor Gay respondiera si desde el Ejecutivo evaluaron la posibilidad de propiciar en la ciudad un régimen de recolección diferenciada de residuos y si desde si desde el Municipio se propiciaron medidas o planteos a Sapem para erradicar los basurales a cielo abierto que han proliferado en distintos puntos de la ciudad.

El tema seguirá instalado en el Concejo y seguramente traerá más debate si el Gobierno municipal quiere concretar la privatización. 




Comentarios