Los propietarios expresaron que no pueden seguir cerrados y que la situación económica es desesperante.


Sin autorización, pero cumpliendo los protocolos los propietarios de los complejos de fútbol 5 de Bahía Blanca volvieron a la actividad tal como habían anticipado días atrás.

La desesperante situación económica que atraviesa el sector fue el principal impulso para reabrir instalaciones pese a que la habilitación desde el Municipio no se hizo efectiva.

El protocolo presentado fue aprobado hace un par de meses y los complejos alquilan sus instalaciones para entrenamientos grupales o solo canchas de fútbol 5, aunque en muchos casos tienen para 7, 9 y 11.

En nuestra ciudad son alrededor de 40 emprendedores dedicados a la actividad, todos aseguran que las medidas de seguridad se cumplen con mucho rigor y de no haber tomado la decisión de abrir corrían riesgo los puestos de trabajo, “no tenemos como pagarle a los empleados”, dijeron. 




Comentarios