La noticia de la vuelta de los deportes a Tandil tras ingresar a la fase 5 de la cuarentena ilusionó a muchos, incluso a Carlos Tévez. Al enterarse de que en la ciudad serrana se permitieron las actividades deportivas, el Apache se subió al auto y quiso ir a jugar al golf, pero lo rebotaron.

La información fue confirmada por Walter Villarruel, director de Control Vehicular de Tandil, en Radio Voz. "Llegó a Tandil para ver si podía jugar al golf, pero no pudo entrar. Yo no estaba en el puesto, pero la inspectora me lo pasó al teléfono y charló directamente conmigo. Él creía que como Tandil estaba en fase 5 y se habían habilitado los deportes podía pasar", reveló el funcionario municipal.

"Le expliqué que los deportes están habilitados pero para los tandilenses, que en esta ocasión no podía ingresar. Él fue muy amable y lo entendió", agregó Villarruel, quien explicó que Carlitos tenía un permiso de circulación de los que se solicitan en la aplicación CuidAR.

Según trascendió, el jugador de fútbol no viajó desde Buenos Aires, sino desde un campo en Maipú, donde está pasando la cuarentena.

"No tuvo ningún inconveniente en retirarse. Fue muy amable, dijo que cuando se termine todo iba a venir. Más allá de la figura que es, como persona entendió y se volvió", reflexionó el funcionario municipal.

Fuente: El Diario de Tandil