El titular del PAMI se refirió a la decisión de María Inés Laurini y Nicolás Cartolano de crear un interbloque en el Concejo Deliberante.


La ruptura del Frente de Todos en el Concejo Deliberante generó tensión y sorpresa dentro del peronismo azuleño. La decisión de los ediles Nicolás Cartolano y María Inés Laurini sorprendió a la opinión pública y también a la clase política azuleña. Nelson Sombra, principal referente del kirchnerismo en la ciudad, aseguró que entiende la decisión pero que no la comparte.

“Todos comprendemos que en años no electorales es importante construir las bases de un proyecto político. Desde 2016 hemos inculcado eso desde que armamos este espacio, que las compañeros y compañeras tengan el protagonismo necesario para poder ensanchar las bases. La decisión de María Inés y Nicolás la aceptamos porque tiene que ver con lo que nosotros pregonamos, pero diferimos en la forma”, afirmó Sombra en diálogo con Somos Azul.

“Nada impide crecer adentro del bloque. Cuando los compañeros se enteran por los medios de esta decisión, esto genera un montón de cimbronazos y genera desazón, desesperanza e incomodidad en un momento que tenemos que transmitir todo lo contrario”, opinó el titular del PAMI, y agregó: “A mi me duele mucho porque resquebraja los vínculos humanos que es lo más difícil de construir. Pareciera que hay compañeros y compañeras que tienen que tomar un posicionamiento, entonces empieza a generarse un ruido de fondo que no es positivo”.

Sombra, que está tramitando su licencia del Concejo Deliberante para dedicarse de lleno al PAMI, afirmó que espera que el nuevo interbloque sea algo positivo para el bien del Frente de Todos y aseguró que apoyará el nuevo armado político para que “pueda crecer y construya lo que tiene que construir porque tiene que ser en beneficio de quienes acompañan nuestra idea política”.




Comentarios