Daniel Pucheta es plomero y realizando un trabajo se encontró con los ejemplares venenosos


Daniel trabaja en plomería y el día de hoy estaba reparando una mesada y al retirarla de la pared se encontró con un ejemplar de alacrán que le pareció demasiado gordo cuando le coloca el envase de plástico comenzaron a moverse lo que eran las crías del alacrán hembra.

Pucheta comentó que estos ejemplares estaban entre la pared y la mesa de madera en un lugar donde está humedo. Destacó que no es un lugar con basura sino un domicilio muy limpio, por eso comentó que hay que tener mucho cuidado.






Comentarios