Mediante un comunicado le comunicó a la Bolsa que en entró en default.


La firma de Arroyito por medio de un comunicado, informó que se presentó en cesación de pagos afectada por el encarecimiento del financiamiento y el acortamiento de plazos.

En el comunicado expresan “Estamos evaluando distintas alternativas y soluciones para dar cumplimiento a los compromisos. Confiamos en contar con el apoyo de todos para resolver de manera exitosa de este proceso“.

Según el Cronista al cierre del tercer trimestre de 2019, última información disponible, la firma tenía un pasivo de más de $ 1059 millones. De ellos, $ 719 millones corresponden a préstamos bancarios y $ 44 millones a obligaciones negociables.

En números el período de nueve meses cerrado el 30 de septiembre pasado, Dulcor había alcanzado una ganancia operativa de $ 396 millones. Sin embargo, descontados los resultados financieros, el ejercicio cerró con una pérdida de $ 83 millones. El mismo período del año anterior había terminado con un rojo de $ 160 millones.




Comentarios