El exministro del Interior Rogelio Frigerio aseguró que “pese a que pensamos totalmente distinto sobre lo que hay que hacer con el país, con Máximo Kirchner se puede hablar” y reconoció que La Cámpora “tal vez sea uno de los espacios políticos más organizados y con mayor vocación de poder y despliegue territorial”.

Pese a referirse positivamente hacia La Cámpora, también señaló que son “muy ayudados por el Estado, y tienen una idea de captación política que se hace a través de los puestos en el sector público”.

En diálogo con TN, el exfuncionario se refirió al escándalo del vacunatorio vip y dijo que “Ginés González García no fue el único responsable”, ya que “es muy difícil creer que solo una persona sabía sobre este tema y la que avaló esta situación”.

Y agregó: “Lo peor de todo esto que vimos es que no nos sorprendió. Porque si nos ponemos a pensar podíamos esperar que esto pasara, y esto es muy triste. La política, que está tan alejada de la gente, no toma en cuenta esta situación. Yo no sé si hay una explicación jurídica para que un chico de 30 años que es funcionario, o un concejal o un senador tenga derecho a recibir una vacuna antes que otro. Si lo tuviera, tendría que ir igual al final de la fila”.

Al ser consultado sobre la influencia de la vicepresidenta Cristina Kirchner sobre Alberto Fernández, Frigerio consideró que “el poder de Cristina Kirchner es evidente, y lamentablemente por lo que yo creo el presidente ha perdido oportunidades para diferenciarse y hacer algo distinto”.

“Las políticas del kirchnerismo también tienen muchísimo que ver con este deterioro de la Argentina. Lamentablemente estamos viendo una radicalización del Gobierno que va en contra de encontrarle una solución a esos problemas concretos de los ciudadanos”, sostuvo.

Asimismo, criticó el discurso de Alberto Fernández en la apertura de las sesiones ordinarias en el Congreso: “Hizo un discurso del pasado, de echar culpas, de pasar facturas, de judicializar la política y los actos de gobierno, y eso me parece lamentable. Además, si vamos a judicializar el tema de la deuda tenemos que arrancar desde “El Rodrigazo” hasta esta parte. Todos los gobiernos han incrementado la deuda, y el kirchnerismo más que ningún otro”.

“La deuda no es el mayor problema, sino que es la manifestación del problema madre que tiene la economía argentina, que es el déficit del Estado. Un Estado que siempre gasta más que lo que recauda, independientemente de la presión impositiva que tenga que hoy es altísima y está en uno de las posiciones más altas del mundo”, concluyó.