Estando en el auge de su carrera, donde se luce noche tras noche en el Cantando 2020 con su rol de jurado, Karina La Princesita sigue buscando a su nuevo amor. En medio de noticias que en su mayoría eran sobre sus polémicos dichos a los concursantes del certamen, cayó una nueva primicia: encontró en un inversionista de 43 años llamado Nicolás Furman, quien también es cantante, una nueva historia de amor.

Internet

Luego de haber sufrido varias decepciones amorosas, tras su separación con El Polaco y su pelea con el Kun Agüero, Karina La Princesita parece haber conseguido volver a confiar en alguien y entregarle su corazón. Recordemos que hace poco, la cantante se habría enojado con el padre de su hija (El Polaco) por haber ido a una fiesta clandestina y en diálogo con Implacables, expresó su enojo de manera sútil: “Mi hija está en la casa de mi mamá hace bastante, desde antes que el Polaco empiece a trabajar. Supuse que le podía pasar al Polaco y a mí también, más allá de lo precavida que soy yo, y no sé cómo será él, nos puede pasar a todos”.

Si bien nunca habló mal de él directamente, de vez en cuando lanza comentarios en Twitter un poco filosos. También en diálogo con Implacables, se refirió a Barbi Silenzi (actual pareja del Polaco) y afirmó que mantiene buena relación: “No tengo problemas con ella. Tenemos muy buena relación, no somos amigas pero he ido a su casa y hemos tomado mate. Además, mi hija la adora”, dijo.

Internet

Sin embargo, El Polaco ya es un capítulo pasado. Ahora, la cantante ha podido volver a confiar en alguien y entregar su corazón, y qué mejor que alguien con quien comparte su rubro: la música. Nicolás Furman canta y toca la guitarra y la primera vez que se encontró con Karina La Princesita fue cuando el joven participaba de Los elegidos, un reality de Telefe, en el que la cantante de cumbia fue de jurado justo una gala donde Nico la rompió con una interpretación de la canción “You are beatiful”, de James Blunt ¿Habrá sido ahi el flechazo?