Una bocanada de aire fresco llegó este sábado para el Barcelona, que se impuso al Athletic de Bilbao por 4 a 0 y logró alzar su 31ª Copa del Rey. El primer gol estuvo en los pies de Antoine Griezmann (60), seguido por el gol Frenkie de Jong (63) mientras que Lionel Messi cerró la cuenta con sus dos tantos (68, 71).

//Mirá también: Laporta asumió como presidente de Barcelona y le envió un mensaje a Messi

Ante el dominio azulgrana, que llegó a superar el 80% en la primera parte, los ‘Leones’ esperaban su oportunidad para intentar salir al contraataque, pero apenas lograron conectar con sus hombres de delante.

Griezmann remató en boca de gol un centro de De Jong para hacer el 1-0 (60) y sin tiempo para asimilar el golpe, de Jong hizo el 2-0 de cabeza (63).

Luego aparecería Messi para dar por finalizado cualquier intento del Athletic. El astro argentino recibió un balón filtrado al área, recortó a un defensa y soltó un disparo cruzado para hacer el 3-0 (68). Apenas tres minutos después, remató un pase atrás de Jordi Alba (71) para poner el 4-0.

Todas las luces apuntaron al argentino, quien volvió a notarse algunos récords en su lista. En primer lugar, junto a Sergio Busquets, se convirtió en el jugador que más finales de Copa disputó, superando las nueve de la leyenda del Athletic, Agustín ‘Piru’ Gainza, al que ambos también igualan con siete Copas.

Asimismo, se convirtió en el primer jugador en anotar en siete finales diferentes en los 119 años de historia de la Copa del Rey. También se transformó en el tercer jugador en marcar dos veces en dos finales (ya lo había conseguido en 2015) y en el primero en conseguirlo en 82 años: Félix Zubizarreta (con Athletic Club en 1915 y 1916) y Guillermo Campanal (con Sevilla en 1935 y 1939) lo hicieron anteriormente.

//Mirá también: Messi tiene la misma cantidad de partidos que Xavi en el Barcelona

Esos dos goles le permitieron al rosarino, que resultó la figura del partido, llegar a nueve en finales de la Copa del Rey, superando los ocho de Telmo Zarra, con quien compartía hasta este sábado el título de goleador de finales de la Copa del Rey.

Por su parte, el Barça logró su primer título de la temporada a la espera de lo que ocurra en La Liga y, de paso, se vengó de la derrota en la Supercopa de España en enero frente a los ‘Leones’.

El capitán del Barça brilló y se encargó de levantar la Copa con una gran sonrisa, aunque todavía está pendiente su renovación, a menos de tres meses para que expire su contrato.

Con información de AFP