La Provincia de Buenos Aires seguiría “tres o cuatro semanas” más con las restricciones que rigen actualmente por coronavirus, que implican límites a la circulación nocturna, controles de circulación y escuelas cerradas, con clases únicamente virtuales.

//Mirá también: Nicolás Kreplak pidió “un cierre fuerte las próximas semanas” para bajar los casos de coronavirus

Así lo adelantó el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, en diálogo con Radio 10.

“Por el momento no estamos en condiciones de abrir más. Hay niveles muy altos de casos y lo que se ha visto es que cerrar un poco tiene efecto y también abrir un poco tiene su efecto”, sostuvo.

Kreplak indicó que en la Provincia los contagios disminuyeron un 17% gracias a las medidas tomadas en mayo, y que por eso no prevén nuevas aperturas para la próxima semana, cuando vence el último DNU presidencial.

“Yo creo que serían tres o cuatro semanas más de sostener este tipo de restricciones y ver si ya pasado ese tiempo tenemos una cantidad de inmunización suficiente para pensar una cosa distinta”, amplió.

¿Y las clases?

Sobre las clases presenciales, Kreplak dijo: “No sea cosa que abramos las clases y tengamos que volver a restringirlas porque empiezan a aumentar los casos. En estos momentos donde se produce tanta inmunización nos parece que hay que darles las semanas necesarias, dos o tres, a los cuerpos para producir los anticuerpos”.

//Mirá también: Datos sobre eficacia, beneficios y efectos adversos de Covaxin, la vacuna por la que acordó la Provincia

El viceministro explicó que el objetivo de las restricciones es “bajar las camas” de terapia intensiva. “Hoy tenemos un poco más de altas que de ingresos, si bien estamos en niveles de ocupación muy altos. Si seguimos así como estamos, van a seguir bajando. Entonces hay que sostener algunas restricciones de estas características unas semanas más para hacer que bajen las camas”, detalló.

Pero por otra parte, Kreplak destacó que hubo una baja de la tasa de letalidad. “Venimos observando un fuerte descenso de la letalidad. Hoy estamos en un tercio de lo que fue el pico del año pasado. Estábamos en 3,5 y ahora en 1,5. Estamos mejorando bastante”, señaló.