Un jubilado de 69 años fue asesinado de un disparo en el abdomen tras un tiroteo con al menos tres delincuentes, uno de los cuales también murió baleado en la cabeza, durante un asalto en su vivienda del partido bonaerense de Ituzaingó.

El hecho se registró en la noche del viernes, cerca de las 21.30, en la calle Aguaribay al 700 entre José María Paz y Alta Gracia del distrito de la zona oeste del Gran Buenos Aires, donde vivía la víctima, identificada como Roberto Conte.

Todo comenzó cuando al menos tres delincuentes armados aprovecharon cuando el hombre ingresaba a su casa e irrumpieron tras romper la puerta. En ese momento, su esposa estaba en la cocina de la casa y Conte tomó su revólver Smith & Wesson calibre 38, con registro legal, con la que mantuvo un enfrentamiento con los asaltantes.

Durante el tiroteo, uno de los delincuentes recibió dos balazos en la cabeza que le ocasionaron la muerte, mientras que Conte sufrió un disparo en el abdomen.

El jubilado en el área comercial fue trasladado de urgencia por un vecino al Hospital de Haedo, donde ingresó fallecido como consecuencia de las lesiones sufridas.

En tanto, los cómplices del ladrón muerto, identificado como Iván Espinosa Gallardo, escaparon en un auto Fiat Cronos blanco en dirección a la zona de Morón.

En poder del joven fallecido, personal de la Comisaría 1ra. de Ituzaingó halló entre sus pertenencias una billetera con dinero, un destornillador y un celular.

Por su parte, personal de Policía Científica realizó los peritajes correspondientes en la escena del crimen, donde secuestró el revólver de la víctima con cinco cartuchos, seis vainas servidas .40 y dos proyectiles deformados del mismo calibre.

El hecho es investigado por la fiscal Gabriela Millán, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 descentralizada en Ituzaingó, quien dispuso diferentes medidas para lograr atrapar a los otros delincuentes.

Con información de Télam