Fernando Espinoza, intendente del partido bonaerense de La Matanza, estaba de visita en un vacunatorio que funciona en su municipio. Hasta ahí todo marchaba bien, pero de pronto el funcionario escuchó un grito que lo descolocó: “¡Dejá de robar, gar...!”.

//Mirá también: Clases presenciales: ahora la Provincia pide abrir las escuelas para encuentros de “vinculación”

Las imágenes fueron tomadas por una persona que estaba en el lugar de los hechos. El testigo filmó la agresión y la compartió en su cuenta de Twitter, donde el video se viralizó rápidamente: superó los tres mil retuits y alcanzó los 10 mil me gusta.

Además, muchos cibernautas dejaron sus comentarios en el posteo. La gran mayoría estaba a favor del insulto que recibió el funcionario. Uno de ellos, por caso, fue el cantante El Dipy, quien suele opinar sobre asuntos políticos. “La gente va despertando”, lanzó.

Las imágenes son elocuentes. Espinoza no se esperaba que lo insulten de tal manera. De hecho, estaba observando hacia un lado y cuando escuchó las palabras volteó su rostro para ver quién se lo había dicho. Era alguien que pasaba por detrás de él, transitando con su moto.

Novedades en la campaña de vacunación

Este viernes, Fernando se reunió con el presidente de la Nación, Alberto Fernández -quien viajará a Europa en las próximas horas para renegociar la deuda con el Club de París-, y el gobernado de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, para anunciar novedades en la campaña de vacunación contra el coronavirus.

//Mirá también: Alberto Fernández anunció la ampliación de la Tarjeta Alimentar

Es que en el acto que protagonizaron contaron que comenzarán a inocular con las dosis inmunizantes a las personas mayores de 40 años que tengan enfermedades preexistentes.

Fernando Espinoza participó del acto junto a Alberto Fernández y Axel Kicillof.DYN

En este sentido, Espinoza dijo: “En nuestro distrito ya vacunamos al 42 por ciento de los vecinos que se inscribieron. Le pedimos a los que no se inscribieron aún que se inscriban, que saquen su turno y se vacunen, porque es un acto de amor, las vacunas son una esperanza y nuestro futuro La vacuna nos va a permitir volver a comer con la familia los domingos, volver a abrazarnos y encontrarnos con nuestros seres queridos”.

Para finalizar, concluyó: “No nos podemos relajar. Tenemos que cumplir los protocolos sanitarios, redoblar los esfuerzos y seguir cuidándonos”.