Willy Crook falleció este domingo a los 55 años, luego de estar internado casi tres semanas por un ACV. El músico fue uno de los saxofonistas más recordados del rock argentino, al haber integrado la banda Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota.

//Mirá también: Paulo Londra: uno de los 10 artistas mejores pagos por Spotify

Su agente de prensa, Paula Alberti, confirmó la triste noticia en su cuenta de Twitter. “Es de una inmensa tristeza hacerles saber que Willy Crook ha fallecido el día de hoy. Les haremos llegar su lugar de descanso y despedida en cuanto su señora madre supere en parte este tristísimo momento. Gracias a todos por el apoyo incondicional de tantos días. Un gran abrazo”, escribió.

El anuncio de su jefa de prensa(Twitter)

Skay Beilinson, el legendario guitarrista y miembro fundador de la banda liderada por el “Indio” Solari, compartió su dolor en las redes sociales. “Con un profundo dolor anunciamos la partida de un gran amigo muy amado por nosotros. Buen viaje querido amigo Willy Crook”, lamentó.

El 8 de junio había ingresado a un sanatorio tras sufrir un accidente cerebrovascular, donde fue inducido a un coma farmacológico y tuvo asistencia mecánica para su respiración.

Willy nació el 28 de agosto de 1965 en Villa Gessel, con el nombre de Eduardo Guillermo Pantano Crook. Fue uno de los principales exponentes del funk, el soul y el R&B en el país, y líder del underground. En 1982 comenzó su carrera como saxofonista en Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, trabajando en los dos primeros discos de la banda: “Gulp!” y “Oktubre”.

El saludo de Skay Beilinson(Twitter)

Fue un gran referente del funk local, aunque prefería definirlo como acid jazz o rythm & blues, aunque afirmó que nunca tuvo un casamiento fanático con el género. Además de su paso por los los Redonditos, participó de Riff, Los Abuelos de la Nada y Fontova Trío.

Crook contó como fue su paso por los Redondos en el libro “Fuimos Reyes. La historia completa de Los Redonditos de Ricota”, firmado por Pablo Perantuono y Mariano del Mazo: “Me fui porque me hervía la cabeza de ideas musicales y con los Redonditos no podía llevarlas a cabo. Me consumían mucha energía. Todo era Lennon y McCartney, es decir, Beilinson y Solari”.

“Yo había amagado irme bastante antes. Me acuerdo que me le planté a Skay (...) Presenté mi renuncia y nadie me dio bola. Agarré mi saxo, bajé las escaleras de la casa de Soler para irme y cuando estaba en la calle me arrepentí. Me dije: ‘No me voy un carajo’”, continuó.

“Subí, y otra vez: nadie me dio pelota. No me tomaban en serio. Tenía veintipocos años: era un pequeño imbécil. Ahora soy un gran imbécil. Después sí me fui: me bajé de la banda cuando se empezó a ganar guita en serio. Tuve ese extraño gesto artístico, que me enseñaron ellos. Igual, los quiero a los tres”, se lee en el libro.

Willy Crook & Funky Torinos (web)

Willy colaboró con importantes referentes de la música argentina, como Charly García, Los Abuelos de la Nada, Los Fabulosos Cadillacs, Sumo, Los Gardelitos, Virus, Riff, Memphis la Blusera, Illya Kuryaki & The Valderramas, Los Encargados, Andrés Calamaro, La Mona Jiménez, Viejas Locas y Gillespi, entre muchos otros.

//Mirá también: “Mentirosa” de Ráfaga llegó a TikTok de Inglaterra y hasta le hicieron una coreo

Incluso trabajó con artistas de todo el mundo, de la talla de Rita Marley, Los Toreros Muertos, Gotan Project, Alvin Lee, Echo & The Bunnymen o Dermis Tatú, además de abrir los shows de James Brown y David Bowie.

En 1997 formó su propia banda, Los Funky Torinos, cuyo álbum debut fue “Willy Crook & the Funky Torinos”, del que participaron Miguel Zavaleta, Daniel Melingo y Fernando Samalea. En total, el músico lanzó 12 discos, siendo el último “Reworked”, distribuido en 2020 y que recibió una nominación como Mejor Álbum Música Electrónica para los próximos Premios Gardel.