El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ordenó bombardear este jueves supuestas posiciones de milicias proiraníes en Siria, informó el Pentágono.

Es el primer ataque ordenado por el flamante mandatario demócrata. “Bajo instrucciones del presidente Biden, las fuerzas militares de Estados Unidos realizaron esta noche ataques aéreos contra la infraestructura utilizada por grupos militantes respaldados por Irán en el este de Siria”, indicó Washington en un comunicado.

Los ataques aéreos destruyeron “varias instalaciones” ubicadas en un punto de control fronterizo cercano a Irak y utilizadas por Kataib Hizbulá y otra milicia proiraní.

Un aviador que pilota un F-35A Lightning II recibe combustible de un KC-135 Stratotanker del 28° Escuadrón de Reabastecimiento Aéreo Expedicionario. (Keifer Bowes / Fuerza Aérea de EE. UU. / Polaris)

El bombardeo es la respuesta a recientes ataques contra tropas estadounidenses y de la coalición internacional en Irak, así como de “continuas amenazas” contra este personal.

El Pentágono aseguró en su comunicado que “esta operación lanza un mensaje inequívoco: el presidente Biden actuará para proteger al personal estadounidense y de la coalición”.

El ataque a la embajada de Estados Unidos en Bagdad

La embajada de Estados Unidos en Bagdad atacada este lunes en el exterior de sus instalaciones en plena Zona Verde con dos cohetes tipo Katiusha.

Una semana antes, el pasado día 15, un soldado estadounidense resultó herido y un contratista murió en Erbil, la capital del Kurdistán iraquí, tras el impacto de varios “katiushas”, tres de ellos en el aeropuerto de la capital.

Los ataques contra instalaciones estadounidenses en Irak aumentaron desde que Estados Unidos mató en enero de 2020 al poderoso comandante iraní Qasem Soleimaní mediante un bombardeo selectivo en Bagdad, una acción que fue muy criticada por las fuerzas políticas iraquíes y por las milicias proiraníes del país.

De los ataques contra la Zona Verde se suelen hacer responsables grupos armados poco conocidos, pero Washington acusa directamente a Kataib Hizbulá, una milicia iraquí financiada directamente por Irán que EE,UU. ha clasificado como organización terrorista.

Con información de EFE.