El Gobierno Nacional denunció “violencia manifiesta” y “persecuciones” en las rutas, tras el paro del campo que comenzó el lunes y continuó el martes, incluso después de que se firmara un acuerdo con los productores de maíz y se levantaran las restricciones a las exportaciones.

El ministro de Agricultura, Luis Basterra, cuestionó las medidas de la Mesa de Enlace y pidió “no cortar el diálogo”. “Ha habido actos de violencia manifiesta, persecuciones de camionetas, de hacer que los camiones paren sin ningún tipo de autoridad, de abrir boquillas por donde se descarga el cereal... Es un ámbito que lo va a tener que resolver la Justicia, pero la Argentina no está para ese tipo de medidas”, dijo el ministro a Radio 10.

“La Argentina de los violentos no es la Argentina que va a permitir salir de una situación tan difícil como es enfrentar una pandemia”, añadió. Sin embargo, se mostró satisfecho con el acuerdo que permitió levantar el cepo a las exportaciones de maíz.

Fue una ecuación ganar-ganar. Participaron tanto los productores como los comercializadores, en un espacio de diálogo y articulación para sostener el aprovisionamiento interno y a la vez reforzar la gran oportunidad que tiene Argentina en la producción de materias primas y de granos y de valor agregado”, amplió.

El ministro Luis Basterra. (web)

“Hoy no hay un precio específico -dijo sobre el maíz- sino que es un instrumento que va a permitir que todos los eslabones ganen pero a la vez que logremos que los productos fijados como esenciales dentro de la canasta básica tengan precios accesibles”, dijo sobre el precio del maíz.

Como parte de estas conversaciones, el Gobierno prometió levantar por completo las restricciones a la exportación de maíz que había impuesto el 30 de diciembre. Además consensuó con los sectores consumidores y proveedores de maíz un acuerdo a largo plazo para constituir un Fideicomiso.

Todos coincidimos en que hay que garantizar el aprovisionamiento. Entonces vamos a hacer un monitoreo ajustado para validar que los registros de exportación no dejen a la producción de proteínas animales de Argentina sin disponibilidad de maíz. Fue un acuerdo consensuado y es como se resuelven estas cosas, con un diálogo franco, constructivo”, cerró Basterra.