La vuelta del público al fútbol argentino, después de más de 500 días, sigue siendo un problema para las autoridades que volvieron a clausurar un estadio para determinar si se cumplió el 50 por ciento de aforo permitido.

// Mira también: Liga Profesional: Boca fue más preciso y goleó a Huracán por 3-0

Esta vez le tocó al estadio Tomás Adolfo Ducó, la cancha de Huracán, que ayer fue el terreno para la victoria de Boca por 3 a 0 ante el Globo de Parque Patricios, que se le cortó una racha de tres partidos consecutivos con la victoria.

La fiscal Celsa Ramírez dispuso la faja de clausura que prohíbe el acceso de cualquier persona a las instalaciones del club por infracciones al Código Contravencional y para secuestrar información que permita determinar cuánta gente estuvo este sábado en el partido.

Dicha clausura le impedirá al equipo femenino del club hacer de local en su estadio, cuando reciba este lunes a Comunicaciones por la octava fecha del torneo Clausura.

// Mira también: El goleador Pablo Oro, su vínculo con Huracán y una historia particular

Además, durante el primer tiempo, los hinchas del Globo escupieron desde la platea Miravé al banco de suplentes de Boca, donde se encontraba el entrenador Sebastián Battaglia y los suplentes del Xeneize.

Huracán podría recuperar recién la habilitación tres días antes del próximo partido, que justamente, será el clásico ante San Lorenzo el domingo a las 18, por la decimoctava fecha de la Liga Profesional de Fútbol.