Boca no pudo continuar por la senda del triunfo en su visita a Santa Fe y complicó su clasificación en la Copa de la Liga Profesional. Los de Russo cayeron contra Unión 1-0 en condición de visitante y ahora deberán esperar enderezar su rumbo. En el estadio 15 de Abril, los santafesinos volvieron a vencer luego de 18 años (su anterior victoria fue en 2003).

El partido arrancó con mucha paridad y una polémica en el área de Boca, donde Buffarini bloqueó con su brazo un remate de Peñailillo, pero no fue sancionado penal por Espinoza. Correr de los minutos Boca fue haciéndose dominador del trámite y tuvo las más claras del primer tiempo con un tiro libre de Cardona que Moyano rechazó bien al córner, y una corrida de Villa por derecha, que terminó con un remate desviado del atacante colombiano tras buen pase de Almendra.

Pero pese a las buenas sensaciones que dejó el Xeneize en el primer tiempo, el complemento no arrancó para nada bien: primero, Russo tuvo que sacar a Marcos Rojo por una molestia muscular y Soldano lo reemplazó para iniciar la segunda etapa.

Y de arranque, pegó Unión: a los 4, Vera desbordó bien a Fabra por derecha y tiró un centro que se desvió y le cayó a Peñailillo. El chileno, en vez de cerrar los ojos y sacar un remate al voleo, eligió cruzar su remate para vencer a Andrada.

Luego del gol de Unión, Boca busco a través de todos los medios llegar a la igualdad. Con Tévez y Cardona como estandartes, pero con poco juego colectivo, el equipo de “La Ribera” no puedo encontrar un buen nivel de juego y nunca alcanzó el empate.

“Fue el partido soñado. Creo que lo ganamos bien. Es una alegría para el grupo y creo que fue merecido”, sostuvo Nicolás Peñalillo.

”También metimos diagonales permanentes. Sabíamos que ellos (por Boca) no iban a tener mucho tiempo la pelota”, advirtió Peñailillo, refuerzo pedido especialmente por el DT Juan Manuel Azconzábal.

En el cierre de su declaración, el marcador de punta izquierdo manifestó: “(Boca) Es uno de los mejores equipos de Sudamérica. Todos queremos jugar en este tipo de clubes. Por eso estoy feliz de ganarle a estos rivales” destacó.

De esta manera, el Tatengue superó al Xeneize en la tabla de posiciones y lo dejó en el cuarto puesto, último de los lugares de clasificación a la pelea por el campeonato.

Ahora los de Russo recibirán a Atlético de Tucumán en la Bombonera, el próximo sábado, con vistas a recuperar la senda del triunfo. Mientras que el conjunto santafesino visitará a Talleres el viernes en horario de la tarde.