La tercera ola del coronavirus llegó con mucha fuerza a Australia. El país oceánico superó los 70.000 contagios de coronavirus en la última jornada tras sumar por primera vez desde el inicio de la pandemia más de 2000 positivos diarios, en medio de una tercera ola que se agravó por la variante Delta.

//Mirá también: 11 de septiembre: los videos más impactantes del atentado a las Torres Gemelas

Es el segundo día consecutivo que el país registra un máximo histórico de casos diarios de Covid-19.

Australia reportó más de 2.000 casos diarios de la variante Delta de coronavirusDARREN ENGLAND | EFE/EPA

Mientras tanto el primer ministro del país, Scott Morrison, intenta convencer a las autoridades estatales de que se adhieran a su plan para poner fin a los confinamientos a medida que avancen las vacunaciones, informó el diario local The WestAustralian.

En Australia, de 25 millones de habitantes, más del 40% de la población mayor de 16 años recibió la pauta completa de vacunación mientras que más del 60% ha recibido al menos una dosis.

También el Gobierno australiano apuesta por promover la investigación de nuevos tratamientos contra la enfermedad, como la terapia con anticuerpos, algo para lo que invertirá 5 millones de dólares, informó la agencia de noticias Europa Press.

Australia parecía tener controlado el virus hasta que la variante Delta, mucho más contagiosa que sus versiones anteriores, se filtró en el país a través de un chofer de limusina que trasladó gente desde el aeropuerto.

Desde entonces, la mutación fue avanzando en todo el país, pese a los cierres localizados y luego de ciudades completas dispuestos por el Gobierno para frenar la expansión del virus.

En total, 71.955 personas se contagiaron y 1.084 murieron en el país desde el inicio de la pandemia.